"Page con mayoría vira hacia su espacio natural, la derecha"

S.L.H
-

«La letra pequeña del pacto con Cs es el viraje de Page hacia la derecha, inexplicable con mayoría absoluta. Le pedimos que mire hacia Unidas Podemos»

"Page con mayoría vira hacia su espacio natural, la derecha" - Foto: Yolanda Redondo

El almanseño José Luis García Gascón, de la corriente ‘Cuidando Podemos’, es el nuevo líder de la formación morada en Castilla-La Mancha tras imponerse a Helena Galán -de la candidatura ‘Todas Somos Podemos’- en el proceso de primarias recién concluido. Tiene ante sí un duro trabajo para devolver la fuerza que Podemos tuvo en la pasada legislatura. Reconoce que hubo errores a los que hay que mirar de frente, pero también aciertos y confiesa sentirse preparado para contrarrestar el viraje a la derecha que ha hecho García-Page desde que obtuviera la mayoría absoluta.
Es usted el nuevo responsable regional de Podemos. ¿Cuál fue su primer pensamiento tras conocerse los resultados?
Lo primero que me vino es mucha ilusión y la responsabilidad de conducir y acompañar el nuevo momento histórico que viene para Podemos. Es una etapa donde tenemos que hacer muchísimas cosas en muy poco tiempo para relanzar y conseguir que resurja Podemos en la región y conseguir nuestro objetivo que es volver a las instituciones en 2023. Tenemos que emplearnos a fondo para recuperar la coherencia en aquellas cuestiones que no estaban funcionando bien en el pasado para regenerar nuestro partido y conseguir recuperar la fuerza de las bases y también la confianza de la gente progresista de Castilla-La Mancha, creando un espacio solvente en el que la gente pueda volver a creer como una alternativa al PSOE de Page que, con su mayoría absoluta, está haciendo política de derechas. 
 ¿Cómo se encuentra este momento el ánimo de las bases y la militancia de Podemos en la comunidad autónoma?
Durante el proceso de Asamblea Ciudadana hubo muchas personas que han recuperado la ilusión y la motivación porque hemos empezado a construir y recuperar cosas importantes que hacen a la gente creer en este movimiento como es la democracia interna, la participación ciudadana, la transparencia, el apoyo a los círculos, a la militancia… Y también el apoyo a la autonomía municipalista. Tenemos que partir mucho de los ayuntamientos, de nuestros concejales y concejalas y del alcalde que tenemos. Hubo errores en el pasado y ahora tenemos que construir las bases de la nueva etapa de Podemos Castilla-La Mancha partiendo de la unidad. 
Ahora se encuentra inmerso en el diseño de la ejecutiva que le acompañará en esta nueva etapa de la formación morada. ¿Cómo será?
Enseguida me puse en contacto con María Ángeles García, concejala del Ayuntamiento de Cuenca y portavoz del equipo técnico de Castilla-La Mancha. Le corresponde a ella, según nuestros procedimientos, el primer Consejo Ciudadano Constituyente. En los próximos días iremos trabajando la propuesta de estructura, que haremos oficial el 12 de julio. Mi voluntad es demostrar que la unidad, frente a las divisiones y enfrentamientos internos del pasado, y la fraternidad tienen que ser elementos muy importantes de esta nueva etapa. Y quiero que eso tenga reflejo en la composición de la ejecutiva. Quiero que sea una etapa de integración de todas las sensibilidades y que todo el mundo, incluida la gente que no tiene cargos internos, tenga la posibilidad de aportar ideas. 
Además de un Consejo de Coordinación, quiero que todos sean responsables de un área de trabajo vinculados a temas importantes para la región. Propondré también a una mujer para la coordinación adjunta paritaria, que es una de las novedades y de los compromisos de campaña. Quiero que se trabaje desde el primer día una transparencia lo más profunda posible, como es seña de identidad de Podemos y que demos ejemplo con ello si es posible. Vamos a trabajar para que se incorporen lo antes posible los representantes de los círculos, que se incorporarán también a los órganos del partido. Habrá dos observatorios, el de la ciudadanía para velar por los derechos de los inscritos e inscritas y otro de feminismo para impulsar políticas de género. Vamos a empezar también a trabajar la Ley de Participación. También impulsaremos un espacio de trabajo para la juventud. Hay un compromiso electoral por mi parte que es, por primera vez en la historia, convocar un referéndum revocatorio de mandato para que los inscritos e inscritas decidan si continúo como coordinador autonómico y lo haremos en el menor tiempo posible, en 18 meses.  
Ha adelantado que va a intentar que haya una integración «muy importante» cambiando bastante la dinámica de la etapa anterior. ¿Eso significa que en la anterior etapa no la había?
Uno de los errores principales de la anterior etapa en Podemos Castilla-La Mancha fue el enfrentamiento interno y la división. Nos hace más débiles, nos resta fuerza y da una imagen que no es la que queremos dar porque eso no es Podemos.
¿Cómo controlará que las diferentes sensibilidades no acaben de nuevo por romper el partido?
Nuestro partido es profundamente democrático, plural y eso, obviamente, en los debates internos tiene un reflejo a la hora de abordar las temáticas. Hacia afuera tenemos que trabajar todos y todas a una para conseguir mejorar la vida de la gente con una unidad de criterio. Haremos lo que se pueda para trabajar en ese sentido. 
Muchos le tachan de continuista con el equipo anterior al haber formado parte de él. ¿Qué tiene que decir a esto?
Mi labor como coordinador autonómico es serlo de todos los inscritos e inscritas de Castilla-La Mancha. Me ubico dentro de la lealtad a Pablo Iglesias y con una intención de ruptura respecto a la etapa pasada en los errores que se cometieron. Hubo aciertos y logros como la Ley de Participación o el Plan de Garantías Ciudadanas que Page aún no manda a las Cortes de Castilla-La Mancha y que ha dejado a más de 100.000 personas desprotegidas en esta crisis. Hubiera sido un gran logro de Castilla-La Mancha y, desde luego, lo fue de Podemos que se aprobara el proyecto de ley, pero desgraciadamente no la ley por culpa de Page. Podemos hizo un papel importante en las instituciones pero se cometieron errores graves, fundamentalmente dentro del partido. Hay que reforzar la lealtad a Pablo Iglesias que en algún momento no quedó clara en la anterior etapa. Trabajar mejor el apoyo a la militancia, a los círculos, a la autonomía municipalista, hacer más sólida nuestra democracia interna. Hubo un abandono a la militancia y a los círculos. Creo que estar en el Gobierno no debe de hacer que no tengamos una posición firme sobre temas que son importantes para la gente progresista de Castilla-La Mancha. Eso pudo pasar y ahora tenemos que enmendarlo. 
¿Fue un error entrar a formar parte del Consejo de Gobierno? Llegado el caso y si se diera la misma situación de que el PSOE necesitara los votos de Podemos para gobernar, ¿entraría de nuevo a formar parte del ejecutivo?
La decisión estaría en manos de los inscritos e inscritas. El paso por el gobierno nos permitió aprender mucho. El haber entrado a mitad de legislatura, con apenas 20, 21 meses para poder desarrollar políticas desde el gobierno; y la negociación que se hizo con muy pocas competencias y presupuesto para poder gestionar y desarrollar servicios públicos es un aprendizaje y se compara precisamente con lo bien que lo está haciendo Podemos en el Gobierno estatal. Ellos rechazaron una primera oferta por falta de competencias. Lo más importante de nuestro paso por el gobierno es, sobre todo, los logros que conseguimos y con los que mejoramos la vida de los castellano-manchegos. Con Podemos en las instituciones obligamos al PSOE a que hacer políticas progresistas y con Podemos fuera y el PSOE, con mayoría absoluta, tira a la derecha y pacta con Ciudadanos. Ese mensaje hay que reforzarlo y creo que no fuimos capaces de reforzarlo bien en la anterior etapa. 
España y Castilla-La Mancha se encuentran inmersas en una crisis sin precedentes. ¿De qué forma puede colaborar Podemos en la recuperación?
Una de las funciones que tiene que cumplir nuestro partido es defender al gobierno de coalición de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez frente a los ataques de Page, que se ha posicionado en el bloque de la derecha. Page tiene en el cajón leyes muy importantes, como la de vivienda, que serían muy importante en esta crisis. Hay que luchar para que el Gobierno de Page no deje paradas estas leyes. Además la letra pequeña del pacto con Cs es el viraje de Page hacia la derecha, inexplicable con mayoría absoluta. Desde Podemos le pedimos que mire hacia la izquierda, hacia Unidas Podemos, en lugar de mirar hacia Ciudadanos. 
 IU confía en mantener la alianza con la nueva dirección de Podemos Castilla-La Mancha. ¿Ya se ha puesto en contacto con Juan Ramón Crespo?
Me llamó para felicitarme al poco de conocerse los resultados. Quedamos para tener una reunión que le pedí que fuese lo más pronto posible, pero siempre que tuviésemos nuestros órganos aprobados. Necesitamos reforzar el bloque progresista y de izquierdas en Castilla-La Mancha y ahí está el reflejo estatal que lideran Pablo Iglesias y Alberto Garzón para construir una alternativa al PSOE de Page que, claramente cuando gobierna con mayoría absoluta, gira hacia su espacio natural que es la derecha. 
¿Hay que reformar la Ley electoral de Castilla-La Mancha?
Si Page cree en la democracia sana debe reformar el Estatuto de Autonomía y la Ley electoral para que fuerzas políticas como Unidas Podemos, con un 8%, tengan la debida representación en las instituciones de Castilla-La Mancha. El recorte a la democracia que hizo Cospedal ya debería de haberse revertido. 
¿Ve a Podemos dentro de las Cortes en el año 2023?
Es necesario que Podemos vuelva a las instituciones en Castilla-La Mancha. Es una necesidad de la gente de Castilla-La Mancha porque se está viendo cómo se gestionó la anterior crisis de 2008 y cómo se está gestionando ésta con Unidas Podemos en el gobierno de coalición. La única garantía para que haya políticas progresistas en las instituciones es que Unidas Podemos esté en ellas.