scorecardresearch
Enrique Belda

LOS POLÍTICOS SOMOS NOSOTROS

Enrique Belda


¿La guerra de Putin? ¡Venga ya!

12/04/2022

Desde la primavera de 2014 que comenzamos esta serie de 'los políticos somos nosotros' -en realidad tendría que ser 'los políticos sois vosotros, los que decís que no sois políticos'), pocos ejemplos tan claros de lavarse las manos en la cosa pública se presentan como este de la llamada 'guerra de Putin'. La capacidad que las sociedades occidentales tenemos de blanquear cualquier catástrofe delimitando culpables y responsabilidades para seguir viviendo en nuestro mundo benefactor no deja de asombrar, y a ello obedece que en una confrontación de esta envergadura se venda por todas las elites políticas y económicas esta fórmula de imputar la maldad a un solo tipo.
En la invasión rusa a Ucrania hay dos planos de responsabilidad, uno es el político de los millones de personas que votan a Putin durante años, pero estimo que, en un sistema sin libertades ni pluralismo político, el nivel de exigencia de cuentas hacia el pueblo ruso es muy limitado, ya que sus decisiones no se desenvuelven como en nuestro entorno democrático. Pero el otro plano, el de la guerra, es otra cosa: ni Putin es el que está violando y matando, aunque emita la orden, ni Putin es el que está disparando misiles aunque sea el principal responsable. Son rusos concretos, y son muchos rusos. Tampoco es Putin el que manipula la información hace décadas en cadenas como RT que mucha gentuza de la peor calaña en España y América Latina daba credibilidad con entusiasmo. Siempre me pareció genial la decisión de los americanos que liberaron Baviera en 1945 de hacer desfilar a los civiles alemanes por los campos de concentración antes de retirar los cadáveres.
El 'yo no sabía nada' es la culminación, el resultado último y extremo que casi nunca se da, pero puede llegar, de la operación de cada persona en uso de sus derechos políticos de creerse liberado de responsabilidad cuando apoya a alguien para gobernar sin pensar en los medios que empleará para sus propósitos ni valorar los daños de sus decisiones. Claro que hay una gradación de responsabilidad, pero eso de ponerse de perfil en las grandes decisiones trae lodos de mucha enjundia (el peor la guerra).
Cuando una persona dice: vamos a independizarnos, o vamos a frenar la inmigración, o vamos a poner en su sitio a nuestro vecino, o cualquier cosa así, y para ello apuestan por soluciones extremas del tipo Putin (y no doy más nombres porque en todos nuestros países hay salvapatrias, incluso gobernando), no pueden luego desentenderse de una pequeña cuota de culpas en muertos, pero también en desempleos, pobreza, violencias, corrupciones etc. Los políticos, en definitiva, también somos nosotros.

 Claro que hay una gradación de responsabilidad, pero eso de ponerse de perfil en las grandes decisiones trae lodos de mucha enjundia»

ARCHIVADO EN: Vladimir Putin, Guerra, Ucrania