scorecardresearch
Editorial

La Feria del reencuentro es el termómetro del estado de la ciudad

-

La afluencia fue masiva, pero sin aglomeraciones, en el Recinto Ferial

Después de 11 días de celebraciones en honor a la Virgen de Los Llanos, la Feria de Albacete 2022, denominada del reencuentro, llega esta medianoche a su fin y lo hace como preámbulo del otoño, una estación que, según la mayoría de los expertos economistas, augura estrecheces para las familias, debido al incremento desmesurado de los precios. Durante estos días festivos que ahora dejamos atrás, se quedaron aparcados esos augurios económicos y la Feria volvió a ser el punto de encuentro para miles de albacetenses y visitantes. La afluencia fue masiva, pero sin aglomeraciones, en el Recinto Ferial y la lluvia respetó prácticamente todos los días -de hecho no hubo que suspender ningún festejo taurino mayor, aunque sí las vaquillas matutinas del martes-. El alcalde Emilio Sáez confiaba previamente en poder llegar a los tres millones de visitantes. Veremos si la cifra es tan alta.

Habrá que esperar las estimaciones económicas del negocio que generó la Feria de 2022, aunque el presidente de los empresarios, de FEDA, Artemio Pérez, ya vaticinó que la cifra puede rondar los 100 millones de euros.

En cuanto al apartado de la seguridad, lo importante es que no hubo que lamentar ningún incidente grave y todos los días transcurrieron con relativa tranquilidad. Sin embargo, sí se prodigaron por la ciudad carteristas y descuideros, que hicieron de las suyas en un número preocupante en algunas jornadas, a tenor de las denuncias interpuestas ante la Policía.

Habitualmente, el termómetro de la ciudad se mide por la Feria y este año se puede decir que la temperatura de la capital albacetense es templada. Las actividades han contado con una buena asistencia de público, aunque en los tendidos de la plaza de toros hubo entradas más reducidas respecto a otros años. Tampoco hubo aglomeraciones excesivas en los Ejidos del Recinto Ferial ni en los Redondeles, lo que denota que las familias retraen el consumo en ocio, después de recibir tantos mensajes de mal presagio económico durante los meses veraniegos.

Todos los albacetenses están a la expectativa de lo que pueda pasar una vez que esta noche el alcalde Emilio Sáez eche el cierre a la Puerta de Hierros hasta el 7 de septiembre de 2023. Entonces, el escenario puede continuar como en la actualidad o haber cambiado radicalmente -hay que recordar que en mayo hay una elecciones municipales y autonómicas por medio-. Mientras tanto, hoy será un día en el que honrar a la patrona, que regresa a su camarín de la Casa Consistorial, y para hacer un primer balance de estos 11 días de Feria. Después, ya vendrán los análisis más sosegados y más ajustados a la realidad del día a día.