scorecardresearch
Rafael Torres

FIRMA SINDICADA

Rafael Torres

Periodista y escritor


Del colmo al colmo de los colmos

23/12/2021

Instalada de ordinario en el colmo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dado un paso más allá hasta situarse en el colmo de los colmos: acusa a los trabajadores de la Atención Primaria del caos sanitario en que se halla sumida la capital. Según se desprende de su macarrónica manera de expresarse, los ambulatorios vendrían a ser poco menos que un nido de rojos, de rojos vagos concretamente, que se dedican a colocar pancartas reivindicadoras de una Sanidad Pública digna, eficaz y decente, en vez de estar a lo que tienen que estar.

Casi dos años ha tenido Ayuso, desde el inicio de la pandemia, para reforzar esa primera línea de contención y de combate que es la atención sanitaria en los Centros de Salud, pero se ve que semejante cosa no se avenía con su negacionismo cheli y nada ha hecho para evitar el dantesco espectáculo de las interminables colas a la intemperie de ciudadanos en busca de remedios y protección. No son los médicos de los ambulatorios, los pocos que quedan, ni el personal de enfermería, ni el administrativo, los responsables del sindiós de una población desamparada a causa de la negligencia, la indiferencia, la inepcia o la imprevisión del gobierno regional, sino, como es obvio, la máxima autoridad de éste, ella.

Con los contagios desatados por la Ómicron, las cifras de hospitalización y de afectaciones graves al alza, los test de antígenos desaparecidos de las farmacias y los ambulatorios colapsados por falta de personal y de recursos, Isabel Díaz Ayuso aún defiende su política de máxima "libertad", así para las concentraciones humanas en bares, restaurantes y discotecas como para la subsiguiente propagación del virus. Pero si yerra ominosamente cuando niega que dichas concentraciones sean perjudiciales, más yerra, y más ominosamente si cabe, cuando afirma, mediante toscas insinuaciones, que la culpa de lo que hoy ocurre es de aquellos que han venido jugándose la vida por salvar la de los demás.

A la hora de escribir éstas líneas, no se ha celebrado aún la reunión de presidentes autonómicos de la que la ciudadanía espera algo, pero no sería descabellado suponer que Ayuso, que también está desoyendo la petición del Colegio Oficial de Médicos de restringir las aglomeraciones y dejar el "ocio nocturno" para mejor ocasión, perseverará en la apología de su "modelo", un modelo que inevitablemente tenía que acabar en lo que ha acabado, esas colas en la calle de contagiados, de enfermos, de necesitados de amparo sanitario y protección, bajo la lluvia.