Los jóvenes afiliados se reducen un 46% en la última década

E.R.J.
-

El Informe del Mercado de Trabajo de este colectivo recoge, por contra, un auge en contratos

Un trabajador joven desempeña su tarea en una empresa del ámbito del comercio. - Foto: A.R.

El mercado laboral provincial envejece. La masa de trabajadores jóvenes, menores de 30 años, en Albacete ha experimentado un retroceso en los últimos años y éstos han pasado de representar el 36,11% de la población antes de la crisis (año 2007) a ocupar un porcentaje del 30,95% en 2018. Frente a ellos, la población con una edad superior a la treintena ha crecido en ese mismo periodo un 7,17%
Esa caída, unida a la incidencia directa de la recesión y a la movilidad laboral de este colectivo, ha propiciado una conclusión a la que merece la pena prestar atención: pese al incremento constatado de afiliados a la Seguridad Social en los dos últimos ejercicios en la provincia, la tendencia entre ese grupo de edad concreto es contraria.
 El número de afiliados jóvenes ha pasado de los 36.235 que había en diciembre de 2007 a los 19.275 de diciembre de 2018, lo que se traduce en una pérdida del 46,81% de afiliados. Los datos los recoge el Informe del Mercado de Trabajo que analiza el comportamiento de los distintos colectivos con más dificultades laborales por provincias.  En este documento, publicado por el Servicio Estatal de Empleo Público (SEPE) el pasado mes de junio, en el caso de la provincia se pone el acento en esta alerta.
Eso sí, se confirma que la mayoría de los afiliados menores de 30 años están dados de alta en el Régimen General, que aumenta con respecto al año anterior (5,38 %), al igual que el Sistema Especial Agrario (11,78 %). Por contra, los descensos del número de afiliados se concentran en el Sistema Especial Empleados de Hogar (-25,21 %), y en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (-4,51 %).  
la otra cara. En el mismo escenario, la otra cara de la moneda es, por contra, la notable mejoría disfrutada por la contratación. De hecho, mientras que a nivel general el aumento en la firma de contratos a trabajadores en la provincia creció un 7,15% respecto al año 2017, el año 2018 se convirtió en el año de contratación más elevado en jóvenes menores de 30 años. Con respecto al año 2007 aumentó en un 26,66%, cuando la tendencia a nivel nacional entre este colectivo fue de un descenso del 9,36%. 

(Más información en edición impresa)