scorecardresearch

Bildu amenaza con una república vasca «más pronto que tarde»

Agencias
-

Los 'abertzales' critican que España no es una democracia plena y lamentan el dolor de «todas las víctimas», coincidiendo con el día en el que ETA mató hace 25 años a Miguel Ángel Blanco

La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurúa, pasa por delante de Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz. - Foto: Chema Moya (EFE)

Para entrar a formar parte del juego de la democracia hay que aceptar las reglas, aunque no te gusten y en EH Bildu no pierden ocasión para protestar contra ellas. El foro que usaron ayer para levantar la voz contra el sistema fue la intervención de su representante en el Congreso, Mertxe Aizpurúa, en el Debate sobre el Estado de la Nación donde arremetió ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, contra el «modelo de la Transición», que calificó de «hipoteca». También llamó al conjunto de la izquierda a «romper de una vez» con el «régimen del 78», además de reivindicar la República vasca. En este sentido expresó su objetivo de respetar el derecho a decidir y que las distintas nacionalidades existentes, como es el caso de la vasca, puedan democráticamente elegir sobre su futuro.

«Estamos seguras también que más pronto que tarde podremos construir una república vasca libre y democrática», amenazó.

No fueron estas sus únicas palabras contra las instituciones de las que forman parte, ya que Aizpurúa denunció que «España como Estado sigue siendo una democracia de escasa calidad», en contra de lo que arengó el pasado martes el presidente Sánchez y, para la diputada, se ha podido comprobar en los últimos días tras los audios del excomisario José Manuel Villarejo. Desde su punto de vista, esto evidencia un «entramado político, mediático, judicial, policial, empresarial, financiero, oligárquico perfectamente engrasado para acabar con la disidencia política».

Y justo el día que se cumplían 25 años desde que ETA asesinó al concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco, un atentado que jamás han condenado, proclamó su «compromiso y reparación» con «absolutamente todas las víctimas», reiterando su «pesar» y «dolor» específicamente a los que sufrieron la «violencia de ETA». Eso sí, también denunció que el sufrimiento del colectivo como «arma política contra el adversario», aludiendo con ello a la derecha, con el objetivo de «generar enfrentamiento, odio y rencor».

La portavoz de EH Bildu especificó que, «desgraciadamente», el «pasado no tiene remedio» y que nada de lo que digan puede «deshacer el daño causado», aunque están convencidos de que al menos es posible «aliviarlo» desde el «respeto, la consideración y la memoria de todas las víctimas».