scorecardresearch

Nadal y Alcaraz, duelo estelar en Madrid

Europa Press
-

El balear salva cuatro bolas de partido ante Goffin (6-3, 5-7 y 7-6 (9)) y el murciano usa tres sets también contra Norrie (6-4, 6-7(4), 6-3)

Nadal salva el bache de Goffin - Foto: Emilio Naranjo

El tenista español Rafa Nadal dio otro paso más en el Mutua Madrid Open este jueves con su victoria (6-3, 5-7, 7-6(9)) sobre el belga David Goffin para acceder a cuartos de final, donde se verá el gran duelo que espera la capital y el Circuito ATP entero contra su compatriota Carlos Alcaraz, vencedor ante Cameron Norrie.

El cinco veces campeón en la capital se apuntó su segunda victoria en dos partidos sobre tierra este curso, con sus ausencias en Montecarlo y Barcelona por la costilla rota hace seis semanas. El plan se le complicó sobre la marcha a un Nadal que pese a no tenerlas todas consigo se apuntó la primera manga (6-3).

En el segundo, Goffin siguió con tenis y valentía para obligar a un Nadal que tuvo dos bolas de partido pero que terminó cediendo a un tercer set muy apretado. El belga no quitó el pie del acelerador y, en una agónica muerte súbita, el español firmó una épica victoria, con el reciente aroma a milagro que sacó del Santiago Bernabéu la noche anterior, salvando cuatro bolas de partido.

Tras el parón en Indian Wells, cuando encima iba el 2022 con tres títulos, Nadal tuvo un curso avanzado de supervivencia y puesta a punto ante un Goffin bien rodado en Marrakech, Montecarlo y en Madrid, cuarto partido ya en la capital. El belga enseñó su calidad, a pesar de que Nadal empezó fuerte. Saque, derecha y revés cruzado, el balear entró con recursos pero se torció en el quinto juego.

El ídolo local se atascó en el saque, dejó dobles faltas y, con el pique añadido de un 'warning' del juez de silla, encajó el 'break' (2-3). El partido perdió las formas de repente y Goffin también se enredó con el saque hasta perderlo. Nadal aceptó que tocaba remar contra los errores y, pese dar opción al belga, sobrevivió y rompió una segunda vez, en racha hasta el 6-3.

El partido subió de nivel y el campeón de 21 'grandes' se pudo soltar a gusto con ese primer set en su marcador. El ataque de Nadal no se hizo esperar en el inicio del segundo set y rompió en blanco al belga en el tercer juego (2-1). Entró en calor el balear, como la tarde en la Manolo Santana tras el miércoles con la lluvia y techo.

Nadal quiso recuperar sensaciones con su derecha y la exigencia de Goffin mantuvo la pelea en lo alto hasta el 5-3. Con la presión encima, el belga remontó la manga mientras Nadal apuntaba una lección por la inactividad. No supo cerrar en esas dos bolas de set pero el balear se aferró a la pista con un Goffin desatado, subiendo a la red y matando cualquier bola en mitad de pista. Sin profundidad en sus golpes, Nadal pasó a la defensa de cada rincón de la Manolo Santana, aceptando que toca sufrir en Madrid hasta desoxidar golpes, versos de una nueva historia épica del campeón de 21 'grandes'.

Tampoco la zona caliente del tercer set puso nervioso a Goffin, por delante mientras Nadal tenía que poner el 5-5 y el 6-6. En el 'tie-break', el español se vio con 4-1, pero el belga volvió a los ganadores para tener cuatro bolas de victoria. A la cuarta lo selló el rey de la tierra, sobre la bocina como su Real Madrid en Champions. Por la noche, Alcaraz cumplió al partido estelar.

 

Alcaraz acude al plato fuerte

El murciano doblegó (6-4, 6-7(4), 6-3) al británico Cameron Norrie, otro billete bien trabajado ante un rival que no tiró la toalla. Números nueve y 11 del mundo, el partido fue un duro intercambio, en detalles resuelto para un Alcaraz agresivo, con sus tremendas dejadas y derechas ganadoras, para el 3-0 ante Norrie.

El inglés ya cayó ante el español este año en Indian Wells y el pasado curso en el US Open, y en su trayectoria ascendente, Alcaraz suma y sigue, 25-3 en 2022. El de El Palmar voló por la pista y apretó al resto hasta lograr dos 'breaks', el segundo para sumar el set después de no atarlo con 5-3. El británico había subido el nivel y, tras un inicio cómodo, se precipitó el español.

El toma y daca dejó otro intercambio de roturas hasta el 'tie-break' en el segundo set, donde Norrie forzó el tercero. Unos cuartos de final, en casa y ante Nadal, el premio era muy gordo y Alcaraz tomó el mando del desempate desde el primer juego. El reciente campeón de Barcelona celebró su 19 cumpleaños con otro puñado de golpes ganadores e imposibles, lanzado como una máquina.

ARCHIVADO EN: Rafa Nadal, Madrid