scorecardresearch
José Manuel Patón

LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Dios los cría y ellos se juntan

15/06/2022

Es verdad que todos los partidos políticos tienen en sus filas personajes putrefactos. Una manzana podrida puede pudrir la cesta. En el caso de Bárcenas y Madrid, ya sabemos, que incluso creemos que a espaldas de la presidenta Esperanza Aguirre, -aunque nunca se sabe-. Hasta que no ha llegado otro equipo no se ha parado de meter gente en el trullo por chorizos, como el vicepresidente o el gran Granados, que tienen 10 ó 12 causas por delante. Parece que la Ayuso ha cambiado el equipo avergonzada por lo que pasó en el PP.
Estoy seguro que Sánchez no sabía lo del ex tesorero del PSOE en Valencia, -o si; la duda siempre vuela sobre nuestras cabezas-, pero no se puede ser un delincuente tan tonto como para anotar en una agendilla los contratos adjudicados con pago al partido en los municipios socialistas, como ha hecho el ingenuo José María Cataluña, tesorero del partido en esos lares. Eso puede ser que no lo supiera. También puede ser que no supiera lo del jefe de la UGT de Asturias, que tenía varios millones de euros en un colchón y pretendía blanquearlos cuando le pillaron.
Pero lo que no puede decir Sánchez es que no sabía que Griñán, condenado a cárcel por el saqueo de las arcas públicas andaluzas, no había realizado un contubernio con los herederos de Chaves, también condenado, y que el señor Espadas, hoy paladín de Sánchez como punta de lanza del socialismo andaluz formaba parte de los dos equipos, es decir, de Chaves y de Griñán, mientras se forjaba entre bastidores el mayor fraude de la historia de España después del robo del Banco de España también por los socialistas de Largo Caballero.
Dicho lo que antecede, sin embargo, me encuentro muy orgulloso de nuestro presidente castellano-manchego, que ha puesto una pica en Flandes con respecto a la política de agachar la cabeza que han desarrollado como si fuera un chip incrustado en su sien por el equipo de Sánchez el resto de los barones socialistas. No es un monaguillo, dijo y olé.
Yo creo que el Partido Socialista tiene que entrar en cordura, tiene que echar a todos los que estén manchados de excrementos morales, todos los que hayan tocado pelo en los puticlubs que decía el consejero de trabajo y los que habían comprado coca con los fondos de formación de los trabajadores.
No digo yo que no pueda ser, pero no ha habido ni un solo escándalo ni en Castilla La Mancha ni en Extremadura desde que tomaron las riendas los actuales dirigentes, y sin embargo, los valencianos y los de las baleares sacan todos los días a un egipcio de cartel, una mano delante avanzando y otra detrás pidiendo. De los de Podemos no digo nada porque ya se sabe el dinero iraní, el cubano y el venezolano que han cogido, sin hablar de cuestiones tan personales como la del motorizado Echenique que no tenía ni dado de alta a su asistente.
En el Partido Popular ya ha habido dos depuraciones, la que hizo Casado y la que está haciendo Feijóo. Y es que el partido que se mezcla con delincuentes, ya se sabe, todo se pega menos lo bonito.