Habilitan una sala más de hemodiálisis en el CHUA

T.R
-
Una enfermera supervisa el tratamiento de hemodiálisis de un paciente. - Foto: Víctor Ballesteros

Un total de 25 pacientes con patologías de riñón de fuera de la provincia que pasan sus vacaciones aquí pidieron dializarse durante este verano en el Hospital General Universitario

Si bien el verano supone un parón de la actividad en general, sin embargo, la salud no entiende de vacaciones, y los enfermos crónicos, como es el caso de los pacientes con insuficiencia renal, no pueden suspender sus tratamientos de diálisis si no quieren sufrir un deterioro de su salud. El problema es que a diferencia de otras patologías, los enfermos renales no pueden llevarse su tratamiento en la maleta, salvo los que optan por la modalidad de la diálisis peritoneal. Algo que no es un impedimento para los más aventureros que no renuncian a disfrutar de sus vacaciones al tiempo que cuidan de su salud.
Eso sí, la jefa del Servicio de Nefrología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, la doctora Carmen Gómez Roldán, insistió en que el paciente debe pedir con suficiente antelación a la realización del viaje el traslado de su tratamiento de hemodiálisis, para que el hospital o clínica de referencia en su lugar de destino reserve el puesto para recibir el tratamiento.
Este año son 10 los enfermos albacetenses que han solicitado dializarse en otros hospitales del país a lo largo de todo el verano. Como se trata de una acción recíproca, también el Hospital General de Albacete recibe todos los años, en particular, en los meses de verano a enfermos renales para dializarse. 
En concreto, la doctora Gómez Roldán indicó que en junio ya ha recibido hemodiálisis un paciente de otra comunidad, que se suma a las 24 peticiones más que ha recibido el CHUA para el mismo fin, de ellas ya se han derivado a cuatro pacientes a la clínica de hemodiálisis de Asyter en Alcázar de San Juan, otros dos más van a la clínica concertada de la capital y el resto de los enfermos viajeros de fuera de la provincia serán tratados en el Hospital General de Albacete, gracias a la apertura, en horario de 9 a 19 horas, de una sala más de hemodiálisis, que se ha habilitado de manera excepcional con personal y material para atender la gran demanda que existe en este momento de este tratamiento sustitutivo de la función renal del que se benefician 234 personas, así como otras 59 que reciben diálisis peritoneal.

(Más información en edición impresa)