scorecardresearch

Aroca lamenta el afán recaudatorio de García-Page

Redacción
-

El diputado del Partido Popular afirma que "la iniciativa de Paco Núñez supondría un ahorro de 35 euros a cada castellano-manchego cada vez que llene el depósito de su vehículo"

El diputado del PP por Albacete, Vicente Aroca, en rueda de prensa. - Foto: PP

El diputado del Partido Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Vicente Aroca, ha criticado la voracidad recaudatoria del Gobierno de Page, tras la negativa a bajar los impuestos que se aplican a los hidrocarburos en el Pleno de las Cortes del pasado jueves, tal y como propuso el presidente del PP-CLM, Paco Núñez.

De esta forma, Aroca no sólo ha lamentado la posición del presidente de la Junta, García-Page, sino también la de los diputados regionales del PSOE por Albacete: María Sánchez Cerro; Josefina Navarrete; Julián Martínez y Antonio Sánchez, quienes con su voto impidieron que prosperase la iniciativa de Núñez para aliviar la carga fiscal de los ciudadanos, profesionales autónomos y pymes.

"De nuevo hemos vuelto a sufrir el desprecio y el voto en contra de Page y de sus diputados que conforman el grupo parlamentario para suprimir los impuestos a los hidrocarburos. Hoy, los españoles estamos pagando unos precios desorbitados; llenar un depósito de gasolina cuesta el doble que hace un año y el PSOE sigue desatendiendo tanto la propuesta de Núñez-Feijóo a nivel nacional, como de Paco Núñez a nivel regional", ha aseverado el parlamentario del Partido Popular.

Aroca añadió que "el afán recaudatorio del PSOE es desmedido y mientras el Estado y las CC.AA se enriquecen, las familias se empobrecen porque son incapaces de atender una iniciativa tan de sentido común como es la de suprimir temporalmente los impuestos a los hidrocarburos que tienen en la actualidad un precio brutal".

El diputado del PP ha recordado que la iniciativa de Paco Núñez consiste en exigir al Gobierno de Pedro Sánchez que suspenda el impuesto a la gasolina de forma temporal y transitoria, lo que supondría un ahorro de 35 euros a cada castellano-manchego, cada vez que llena el depósito de su vehículo.