scorecardresearch

Los destinos rurales superan el 80% de reservas para el verano

Ana Martínez
-

Alcalá del Júcar, Yeste, Riópar y Lagunas de Ruidera concentran la mayor parte de turistas, gracias al auge de la multiaventura

Imagen de una actividad de multiaventura. - Foto: OLCADES AVENTURA

Los destinos que lideran tradicionalmente el turismo de interior en la provincia de Albacete están superando el 80% de las reservas para este verano, un dato muy positivo para el sector de la hospedería y la restauración, tras dos años muy duros con cierres y restricciones por la pandemia.

Según las previsiones de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo (Apeht) de la provincia albacetense, los niveles de ocupación de las plazas de turismo rural han alcanzado los que se registraban con anterioridad al año 2020, a pesar de que, tal y como observa la gerente de la entidad, Begoña Garijo, los meses de verano «no son el fuerte del turismo rural», dado que este destino compite con las playas y los viajes al extranjero. «El turismo de interior tiene su fortaleza en Semana Santa, en otoño y en Navidad», subraya.

Si nos atenemos a los datos oficiales publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2019, los alojamientos rurales de la provincia de Albacete acumularon casi 77.000 viajeros, que reservaron 184.356 pernoctaciones, una media de tres noches por cada uno de ellos. Solo en verano, entendiendo este los meses de julio, agosto y septiembre, el sector del turismo de interior albacetense registró el 30% del total de veraneantes y el 38% de las pernoctaciones. Dos años después, con algunas restricciones todavía vigentes por la pandemia, el turismo rural de la provincia se resintió en el número de viajeros y alojamientos, aunque, curiosamente, las limitaciones de movilidad permitieron que anotara uno de sus mejores veranos, incluso superando al de 2019. No en vano, entre julio y septiembre del año pasado, las vacaciones de montaña y medio natural fueron más demandadas por albaceteños y castellano-manchegos, de manera que el número de turistas representó solo en la época estival el 42% del total anual, mientras las pernoctaciones alcanzaron casi el 50% del cómputo total, al tiempo que creció el número medio de noches reservadas hasta las 3,5.

Respecto al año 2022, el INE publicó recientemente las estadísticas de ocupación en el sector del turismo de interior respecto al mes de mayo. De esta forma, en los cinco primeros meses del año, las casas rurales de esta provincia han sido reservadas y ocupadas por 26.148 viajeros, solo 223 de ellos extranjeros, que realizaron 60.375 pernoctaciones, una media de 2,3 por cada uno de ellos. 

De nuevo las sierras del Segura y Alcaraz y La Manchuela serán las que mayor número de turistas y veraneantes reciban durante este verano y, en concreto, las localidades de Alcalá del Júcar, Yeste, Riópar y Lagunas de Ruidera, entornos con un gran patrimonio natural que llaman la atención de grupos de amigos y de familias por su amplia oferta de actividades de multiaventura.

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete: (https://latribunadealbacete.promecal.es))