scorecardresearch

Abu Dabi intercepta un misil hutí durante la visita de Herzog

Agencias
-

Los rebeldes del Yemen reivindican el ataque lanzado de madrugada contra Emiratos Árabes Unidos, el tercero este mes de enero y que coincide con la llegada del presidente israelí. Los restos "no han provocado pérdidas" humanas

Abu Dabi intercepta un misil hutí durante la visita de Herzog - Foto: EFE/EPA/YAHYA ARHAB

Emiratos ha interceptado este domingo un misil disparado por milicias hutís durante la llegada del presidente de Israel, Isaac Herzog, siendo esta la primera visita de un presidente del Estado hebreo al país del Golfo, en un momento de gran tensión en la zona y mientras las potencias mundiales intentan llegar a un nuevo acuerdo nuclear con Irán, según ha informado el Ministerio de Defensa de Emiratos Árabes Unidos (EAU). Horas después, los rebeldes hutís han reivindicado el ataque, el tercero este mes de enero al país árabe.

El portavoz militar de los hutís, Yahya Sarea, señaló en un comunicado que estos atacaron "objetivos importantes en el emirato de Abu Dabi con una serie de misiles balísticos" y "objetivos sensibles en el emirato de Dubai, utilizando drones".

"EAU anuncia la destrucción de la plataforma de un misil balístico lanzado desde Al-Jawf, Yemen, hacia los EAU. El misil fue interceptado a las 00:20 horas (hora local) por las defensas aéreas", ha explicado el Ministerio de Defensa de Emiratos en su cuenta de Twitter.

Asimismo, ha indicado que los restos del misil interceptado "han caído fuera de las áreas pobladas" y que sus restos "no han provocado pérdidas" humanas.

El ataque es el tercero en suelo de los Emiratos Árabes Unidos desde el ataque de la semana pasada con dos misiles balísticos disparados por las milicias hutís, que tenían como objetivo el país del Golfo y el ataque del 17 de enero, sin precedentes desde el inicio de la guerra en Yemen, efectuado por un avión no tripulado contra unos tanques de almacenamiento de combustible y una zona en construcción en el Aeropuerto Internacional de Abu Dabi que mató a tres personas y causó heridas a otras seis.

Esta acción provocó que la coalición militar internacional para Yemen liderada por Arabia Saudí comenzara una campaña aérea de bombardeos contra Yemen. Uno de estos ataques tuvo como objetivo la cárcel de la provincia yemení de Saada, en el noroeste del país, que causó la muerte de 90 personas.

El conflicto ha sufrido un repunte desde 2021. Las tensiones han aumentado en enero a raíz de la muerte de tres personas en un ataque ejecutado por los hutís contra la capital de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abu Dabi, que denunció que fueron usados misiles balísticos y de crucero, además de drones.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, y a los hutís, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan la capital otras zonas del norte y el oeste del país. Los principales combates se centran en estos momentos en la provincia de Marib, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.

 

EEUU condena el ataque

"Condenamos el último ataque con misiles de los hutís contra Abú Dhabi. Mientras el presidente de Israel visita los EAU para tender puentes y promover la estabilidad en toda la región, los hutís siguen lanzando ataques que amenazan a los civiles", ha señalado en una publicación en su perfil de Twitter el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price.