scorecardresearch

La banca se compromete con los mayores a mejorar sus servicios

Agencias
-

El presidente de la AEB avanza un nuevo protocolo de actuación para que «nadie se quede atrás» y pide una reflexión para ayudar a las personas que no tienen acceso a canales digitales

Roldán asegura que esta dificultad no ocurre solo con ellos, también pasa con proveedores de telefonía, luz, agua o gas. - Foto: ROMÁN G. AGUILERA

La decisión de digitalizar la banca no está sentando muy bien entre las personas mayores como se ha podido ver esta misma semana con una iniciativa que ha liderado el médico jubilado Carlos San Juan, que ha presentado en el Congreso más de 600.000 firmas con la iniciativa «Soy mayor, no idiota», con la que este colectivo quiere denuncian que recibe un trato injusto por las entidades financieras a la hora de operar con sus cuentas bancarias y sus depósitos.

Las nuevas condiciones impuestas por las entidades financieras a sus clientes han hecho que los jubilados denuncien que no pueden gestionar sus necesidades bancarias, ya que sus habilidades con los dispositivos móviles y electrónicos no siempre están a la altura que les exigen las sucursales con las que trabajan.

En este contexto, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, durante su intervención en el Foro Nueva Economía, se comprometió ayer con los clientes mayores que denuncian «exclusión financiera» a dar una solución urgente y sostuvo que es un problema «complejo», «real» y que «nadie se va a quedar atrás»: Es algo «distinto del que teníamos identificado», pero «lo vamos a solucionar», aclaró Roldán.

Asimismo, declaró que «le agradecemos (a Carlos San Juan) que nos haya hecho ver que el problema era más complejo y más permanente del que teníamos identificado» y que hay que tomar medidas de choque, que se pongan en marcha con la mayor brevedad, pero también otras decisiones «de largo plazo» para resolver este problema.

El presidente de la AEB explicó que las patronales que representan a (AEB, CECA y UNACC) van a presentar ante el Gobierno un nuevo protocolo de actuación para paliar el problema.

Roldán recordó que las dificultades de los ciudadanos con los canales digitales no se limitan solo a los bancos, sino que también ocurren en sus relaciones con las administraciones públicas o con los proveedores  de telefonía, luz, agua o gas.

A este respecto, Banco Santander anunció ayer que ampliará tres horas, hasta las 14.00 horas, desde el próximo lunes, 14 de febrero el horario de atención a los mayores.

Presencial

Desde el PP, en el Senado presentaron ayer unas enmiendas a la Ley de protección de los consumidores frente a situaciones de vulnerabilidad para que se incluya en esta norma la garantía de que la banca seguirá disponiendo de atención presencial para las personas mayores que lo precisen.