Defensores del planeta

S.L.H
-

Aldeas Infantiles SOS celebró un pleno extraordinario en las Cortes regionales, donde 57 escolares de la región se convirtieron en diputadas y diputados por un día y en los más fervientes defensores del planeta.

Un total de 57 escolares venidos de cinco colegios de la región ocuparon los escaños de sus señorías por un día, dejando claro su compromiso en defensa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). - Foto: David Pérez

Con el objetivo de fomentar el valor del compromiso de los alumnos con los Objetivos de Desarrollo Sostebinle (ODS) que plantea la ONU, y de implicar a los centros escolares de la región en la Agenda 2030, Aldeas Infantiles SOS celebró en las Cortes de Castilla-La Mancha un pleno infantil en el que 57 escolares de Infantil y Primaria de cinco colegios se convirtieron en diputadas y diputados por un día y llevaron sus propuestas al hemiciclo.
En representación del colegio Nuestra Señora del Rosario de Hellín (Albacete) ejerció como portavoz Julia Ibáñez, que basó su exposición en la importancia que tiene nuestro planeta y narró las medidas que han tomado en su colegio para salvarlo. ¿Por qué nosotros lo podemos hacer en nuestro colegio y el resto del mundo no?», se preguntó. 
A continuación, ocupó la tribuna Isabela María But, del colegio Maestro Juan de Ávila de Pedro Muñoz (Ciudad Real), que propuso una serie de ideas para ser felices, vivir dignamente y tener buena calidad de vida sin que falte lo necesario para vivir.
En tercer lugar, tomó la palabra Darién Martínez del colegio Fray Luis de León de Belmonte (Cuenca), quien se mostró preocupado por la contaminación marina que «crece y crece y, en muchos casos, proviene de fuentes terrestres, es decir, somos nosotros los responsables». 
Aitana Ayuso, en nombre del colegio Río Tajo de Guadalajara, contó una historia inventada en la que un grupo de niñas y niños salvaban a una ballena bebé. Y, por último, del colegio Eduardo Palomo Rodríguez de Santa Cruz de la Zara (Toledo) intervino Paula Fuentes, que desarrolló una hostoria sobre un delfín para incidir en la importancia de proteger la vida submarina.
Tras los discursos, los cinco portavoces presentaron una serie de compromisos y se abrió el turno de votaciones. La propuesta que recabó más votos fue la de «respetar el medio ambiente en general y el litoral en particular, mantenerlo limpio y adoptar medidas de respeto a los ecosistemas». Le siguieron las propuestas de «no tirar residuos para mantener limpio el mar»; y «reciclar y colaborar activamente en la limpieza del entorno familiar, escolar y municipal», que empataron en votos. En tercer lugar quedó el compromiso de «decir no a la contaminación por combustión de los coches y utilizar más el transporte público, la bicicleta o andar».