scorecardresearch
Editorial

La gran labor de las bandas de música de nuestros pueblos

-

Estamos en unos tiempos en los que se mira con lupa hasta el último céntimo porque las cosas vienen mal dadas, una pandemia nos dejó muy tocados y la crisis abierta con la guerra de Ucrania, nos tiene al borde una recesión en la que hay que empezar a recortar gastos por donde haga falta. Una de las primera partidas de las que se retiran fondos suele ser la Cultura, pero afortunadamente en la provincia la Diputación tiene claro que es el momento de ayudar a las entidades, asociaciones y personas que trabajan por ella.

Ayer se celebró en Villamalea y esta mañana será en Valdeganga, el III Encuentro de Bandas de Música de la provincia y eso es gracias a la decisión que en su día tomó la Diputación de recuperar algo que se había perdido y que viene muy bien para que estas agrupaciones puedan seguir realizando una labor que es muy necesaria. Las dos localidades disfrutan este fin de semana de la actuación de 11 bandas de música que, lejos de competir por cuál es la mejor, se unen para ofrecer conciertos con más de 200 músicos y celebrar una jornada de sana convivencia.

En Albacete tenemos la suerte de tener una gran tradición musical que nos hace contar con 51 bandas que están ligadas a escuelas o academias en las que se llevan a cabo proyectos educativos dignos de elogio porque en muchas de estas localidades, las de menor población, son uno de los pilares para que los más pequeños tengan más opciones de formación y de ocio.

La semana pasada se celebró la Gala Provincial de la Música en Tarazona de la Mancha, organizada por la Diputación, en la que se reconoció a los alumnos más destacados de cada academia, lo que supone un aliciente más para ellos, y también se entregó el premio Buenas Prácticas, que recayó en la Asociación Musical Virgen del Rosario de Alatoz, una población de unos 500 habitantes, que tiene una academia musical con 150 alumnos y una banda de música con 65 componentes, algo digno de destacar.

Las bandas animan las fiestas de nuestros pueblos, nos acercan a la cultura musical y ofrecen una formación a nuestros niños, algo que llevan a cabo con mucho trabajo y que si no fuera por las ayudas de los ayuntamientos y, sobre todo, de la Diputación Provincial, que a pesar de los tiempos que corren ha multiplicado por tres las ayudas a bandas y escuelas de música, no sería posible.

Albacete es una provincia muy musical, desde los grupos de folklore hasta las bandas de música aportan a nuestra sociedad algo muy importante, su trabajo por mantener las tradiciones que hemos heredado de nuestros ancestros y nos permiten disfrutar de espectáculos que, si no fuese por estas asociaciones, la mayoría sin ánimo de lucro, seguramente acabarían en el olvido.