Que sean los profesionales quienes identifiquen el problema

S.L.H
-

El Grupo Parlamentario Popular asegura que solo así se podrá poner el «mejor tratamiento» para mejorar la calidad asistencial del sistema público, «destrozado» por la gestión del Gobierno socialista de Page.

El diputado regional Juan Antonio Moreno compareció ante los medios acompañado de cuatro profesionales sanitarios.

El Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales ha propuesto crear mesas de trabajo con los profesionales de la sanidad para hacer un «diagnóstico exacto» de los problemas y poner así el mejor «tratamiento» posible para mejorar la calidad asistencia del sistema público sanitario.
Así lo plantearon varios profesionales sanitarios en la rueda de prensa que ofrecieron en el Parlamento autonómico junto al diputado ‘popular’ Juan Antonio Moreno Moya, quien denunció el «destrozo integral» de la sanidad castellano-manchega que está haciendo el Gobierno socialista. Entre otros problemas, Moreno enumeró que no se haya puesto en marcha la carrera profesional, que las citas para Atención Primaria tengan una demora de «entre 7 y 10 días» o que la lista de espera quirúrgica «se haya incrementado en 5.052 pacientes desde 2015, hasta alcanzar las 37.955 personas».
Además, criticó la «desfachatez» de la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, por decir que los programas de prevención de cáncer que se realizan en Castilla-La Mancha aumentan las listas de espera.
Por ello, consideró «más necesaria que nunca» la reunión que el presidente del PP regional, Paco Núñez, ha solicitado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con el fin de que se pueda abordar la situación de la sanidad.
El parlamentario ‘popular’ compareció ante los medios de comunicación acompañado por cuatro profesionales de la sanidad: el médico Paco Jiménez, ya jubilado; la médico de Familia Carmen Moreno; la enfermera Granada Toledo; y el técnico de emergencias sanitarias José Antonio Muñoz, quienes expusieron sus reivindicaciones.
Entre ellas, propusieron crear mesas de trabajo para estudiar las carencias de la sanidad castellano-manchega para hacer «un diagnóstico exacto» de los problemas y poner el «mejor tratamiento» para mejorar la calidad asistencial. Igualmente, destacaron la necesidad de colaboración con las administraciones locales para que haya una atención «programada» en los pequeños municipios.