Aspirantes a plazas EIR se quejan de una prueba difícil

T.R
-
Algunos de los casi 700 aspirantes que este año concurrieron a las pruebas de formación sanitaria, antes de su inicio. - Foto: José Miguel Esparcia

Los opositores que participaron en las pruebas de formación sanitaria, casi 700 en la capital, califican de «inadmisible» el error de la plantilla de las respuestas

Fallos en las plantillas de las preguntas, un temario inespecífico, preguntas absurdas e incongruentes que en nada representan a la especialidad y a la práctica de la profesión o sobre prácticas sanitarias obsoletas, son algunas de las cuestiones que han denunciado los médicos y enfermeros aspirantes a una plaza de formación sanitaria especializada, que el pasado día 2 de febrero se presentaron a estas duras pruebas selectivas junto a otros profesionales sanitarios que también se han visto afectados por algunos de los fallos del examen.
En toda España fueron 35.114 los opositores que concurrieron a estas pruebas para las que en muchos casos llevan meses o años preparándose, que optaban a 8.401 plazas. En Albacete, único lugar de la comunidad donde se celebran estos exámenes, se examinaron 692 opositores, la mayoría de ellos, en concreto, 327 enfermeros para 1.075 plazas a nivel nacional y 12.936 aspirantes, así como 206 médicos para optar a 6.797 plazas que se disputaban 15.475 opositores en toda España.
En el caso de los enfermeros se ha creado una plataforma EIR2019 Junt@s por un justo reconocimiento, a través de la cual se están adhiriendo muchos afectados. María Toledo, es una enfermera aspirante a una plaza EIR de Albacete, que se ha sumado a este movimiento, quién como el resto de sus compañeros se siente «decepcionada» porque estas pruebas considera «no han servido para evaluar los conocimientos adquiridos durante la preparación ni durante la carrera».

(Más información en edición impresa)