Page anuncia una «magna» exposición sobre Toledo y Burgos

A.D.M.
-

'Burgos, Toledo: orígenes de España' está organizada la Fundación de la Catedral de Burgos, que el año que viene celebrará su VIII centenario. Arranca el 7 de abril

Page anuncia una «magna» exposición sobre Toledo y Burgos - Foto: Jose Ramon Marquez

Toledo acogerá entre los días 7 de abril y 2 de agosto la exposición Burgos, Toledo: orígenes de España. El evento, organizado por la Fundación de la Catedral de Burgos, fue anunciado por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la celebración del último Consejo de Gobierno.
García-Page, quien está previsto que asista hoy a la inauguración del stand de Castilla-La Mancha en la Feria Internacional de Turismo (FITUR), en Madrid, anunció que se tratará de una «magna» exposición, «muy importante para nosotros y para el turismo y el desarrollo cultural vinculado al turismo».
Por el momento es posible precisar algunos detalles a partir de la cuidada planificación que la Catedral de Burgos está realizando para conmemorar el VIII centenario de su fundación en 2021. Una de las celebraciones más importantes consistirá en una amplia exposición, Burgos: Tierra de orígenes, que estará articulada en torno a catorce puntos. De todos ellos, uno recoge precisamente las confluencias históricas y artísticas entre Burgos y Toledo.
La muestra habrá de destacar la relación entre Burgos y Toledo a través de una figura que sus respectivos santorales tienen en común. Se trata de santa Casilda, princesa andalusí del siglo XI que abandonó la corte taifa de Toledo para instalarse como ermitaña en la Bureba. Allí sigue siendo patrona de municipios tan importantes como Briviesca, capital de esta comarca burgalesa. Ambas catedrales poseen numerosos ejemplos de representaciones artísticas de esta santa. En Toledo, Francisco Bayeu la incluyó entre los santos toledanos plasmados al fresco en el claustro de la Catedral, en el último tercio del siglo XVIII.
La relación entre ambas diócesis arzobispales -la de Burgos, desde 1574 (antes tenía el rango de obispado)- se ha manifestado a través de diferentes prelados a lo largo de la historia. Entre todos ellos destacó especialmente Bernardo de Sandoval (1546-1618), uno de los grandes prelados renacentistas toledanos. Coetáneo del Greco, Sandoval era natural de Aranda de Duero y sobrino del duque de Lerma, valido de Felipe III, circunstancia que le favoreció no poco para el desarrollo de su importante carrera eclesiástica. La conexión entre Burgos y Toledo puede destacarse también en otras importantes figuras, como el arzobispo Ximénez de Rada, primado de España y canciller mayor de Castilla, cuya Crónica de España fue traducida del latín por el prelado burgalés Gonzalo de Hinojosa (quien aprovechó para incorporarle algunas señas de identidad netamente burgalesas, como la leyenda de los Siete Infantes de Lara). El propio cardenal Cisneros falleció en una localidad burgalesa, Roa de Duero, el 8 de noviembre de 1517.