scorecardresearch

Con otro ascenso en el recuerdo

Alejandro Gómez
-

Deportivo y Albacete subieron a la vez a Primera hace 31 años y abrieron una época dorada para ambos clubes

Alineación del partido en el que el Albacete certificó su ascenso en 1991. - Foto: J.M.

Un duelo por el ascenso entre Deportivo de la Coruña y Albacete, como el que se celebrará mañana Riazor, trae inevitablemente buenos recuerdos a los aficionados veteranos. Además, ayer se cumplían 31 años de la última jornada de liga en el campeonato de Segunda División de la temporada 1991-92, que concluyó con la promoción a Primera de ambos conjuntos, que abrían así la época más gloriosa de su trayectoria, a diferentes niveles.

El Albacete concluyó campeón de Segunda y su adaptación a la máxima categoría fue más exitosa en el primer año, la temporada del inolvidable Queso Mecánico, en la que terminó muy cerca de la clasificación a competiciones europeas. Sufrieron más los gallegos, que habían ascendido como segundos clasificados, pero a partir de la siguiente abrieron una era dorada más longeva, la del Súper Depor que, en algo más de una década, llegó a levantar un título de Liga, dos de Copa y disputar las semifinales de la Liga de Campeones.

Con el paso de los años, el declive llegó para ambos clubes, que ahora se enfrentan por regresar a la segunda categoría en un duelo en el que solo podrá ascender uno.

Para recordar aquellos tiempos mejores y hablar sobre los actuales, La Tribuna contactó ayer con dos protagonistas del ascenso de 1991 e integrantes de las alineaciones más míticas del Albacete; el centrocampista uruguayo José Luis Zalazar, autor de los dos goles en el partido que decidió el ascenso ante el Salamanca, y el delantero manchego Antonio López Alfaro, que ahora ejerce como embajador del club.

Comenzando por lo más inmediato, ambos se unieron en mensajes de ánimo para la plantilla actual y de tranquilidad ante el previsible ambiente hostil en Riazor, «una sede que nadie puede ver como normal», en palabras de López Alfaro. Antonio, que acompañará a la expedición manchega «porque si sufrimos todos juntos, lo llevaremos mejor», se mostraba convencido además de que «el Albacete tiene un potencial deportivo al menos igual que el del Depor y el equipo tendrá opciones si sabemos aprovechar nuestros momentos». «El Alba tiene muy buen plantel y deben recordar que siempre se ha crecido ante las adversidades», apuntaba Zalazar.  

imborrable. De regreso al pasado, también coincidían ambos jugadores en el que el recuerdo de aquel primer a ascenso a Primera es imborrable. «Los jugadores de aquel equipo seguimos mandándonos mensajes, han recordado que era el aniversario y enseguida te viene a la mente el recuerdo de aquel calor, tanto meteorológico como de la afición, y sobre todo de la celebración», destacaba López Alfaro, mientras que su compañero en el centro del campo apuntó que «lo recuerdo como si lo estuviera viviendo hoy, con una alegría enorme por llevar a lo alto al equipo y la ciudad» 

«Aquel equipo merecía ser campeón, tras estar todo el año arriba», añadía el delantero, mientras que Zalazar rememoraba que «el ascenso costó muchísimo trabajo y sacrificio, que al final mereció mucho la pena».

Sobre la trayectoria posterior de manchegos y coruñeses, también coinciden los dos excompañeros en no guardar un buen recuerdo de Riazor, campo en el que el Albacete no logró vencer en Primera, aunque Zalazar marcó cuatro tantos en aquellos duelos. «Era un campo complicado, en una época en que ellos se reforzaron muy bien», apuntaba el uruguayo, recordando que «nosotros no llegamos a ese nivel, pero competimos humildemente y llevamos alegría a Albacete durante cinco años».

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)