scorecardresearch

El PP critica las largas colas en el Registro municipal

Redacción
-

La concejal popular Llanos Navarro lamenta que los ciudadanos tengan que esperar en la calle al sol y con elevadas temperaturas durante horas para poder ser atendidos en una Oficina de Atención al Ciudadano desbordada

Largas colas en la Omaci, en la calle Iris. - Foto: PP

La concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Albacete, Llanos Navarro, mostró su preocupación por la situación que se está viviendo en la nueva Oficina de Atención al Ciudadano (Omaci) que se ubica en la calle Iris, "porque se están produciendo largas colas con esperas interminables en la calle y, todo ello, con las olas de calor que estamos sufriendo en estos días". "El alcalde y el vicealcalde se han gastado más de un millón de euros en la nueva oficina por los caprichos del Pacto de PSOE y Ciudadanos, pero la atención que se está prestando es bastante deficiente y son muchísimas las quejas ciudadanas que nos están llegando por esta situación", dijo la edil.

"Esta situación es preocupante tanto para los ciudadanos que tienen que esperar entre hora y media y dos horas en la calle con 40 grados a la sombra, como para los propios trabajadores del servicio", señaló la concejal popular.

En este sentido, puso en valor la labor de los trabajadores, "que son una víctima más de la mala planificación de este equipo de Gobierno de PSOE y Ciudadanos, porque se ven completamente desbordados por la situación y están sometidos a una enorme presión".

Navarro indicó que el espacio de espera en la nueva oficina es bastante limitado "por lo que los ciudadanos tienen que esperar en la calle generándose largas colas durante más de dos horas y con altísimas temperaturas".

Llanos Navarro atribuyó esta situación a la "mala planificación del equipo de Gobierno, que ha hecho coincidir los plazos de presentación de un gran número de convocatorias de ayudas en estos días, en pleno verano". "Han tenido todo el año para ir sacando las convocatorias de manera escalonada, pero su nula planificación ha hecho que las hayan acumulado en época estival", aseguró.

La concejal del PP lamentó que además tengan que ser los trabajadores los que aguanten las quejas de los usuarios "cuando no tienen culpa de nada y están desarrollando su trabajo con total profesionalidad y entrega, ya que reciben todas las protestas de los ciudadanos que llevan horas esperando en la calle y, todo ello, después de tener que atender todos los días cerca de 150 solicitudes de empadronamientos o modificaciones, todas las solicitudes de ayudas, más de 200 registros diarios de la administración electrónica o las bodas o parejas de hecho".

Navarro pidió al alcalde que "estudie el problema que hay en la Oficina de Atención a la Ciudadanía y le dé una solución urgente porque no es de recibo la situación que se está produciendo en unas instalaciones nuevas que según el equipo de Gobierno venían a solucionar todos los problemas de espacio en el Ayuntamiento e iban a acabar con la mala imagen que se daba por las largas colas".

La concejal popular recordó que el equipo de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Albacete, en el anterior mandato, dejó un proyecto para solucionar el problema del Registro con un coste menor, que era trasladar las oficinas de la Gerencia de Urbanismo al edificio de la antigua comisaría de Simón Abril y utilizar el espacio que quedaba libre para ubicar allí la nueva Oficina de Atención Ciudadana. "Era un proyecto mucho más rápido y mucho más económico, pero los caprichos de PSOE y Ciudadanos que fijaron en su pacto de gobierno hicieron que cambiaran el uso de la comisaría y se tuvieran que gastar una millonada en hacer unas nuevas instalaciones", lamentó.