scorecardresearch

"Me moría de ganas de volver a subir al escenario"

A.G.
-

La gira 'Mil batallas' hará su sexta parada este sábado en la Plaza de Toros de Albacete, donde la artista hará un repaso por su amplia carrera, que se acerca ya a los 25 años

Malú, en un concierto de la gira 'Mil batallas'. - Foto: Hors Producciones

La Plaza de Toros de Albacete acoge este sábado, día 18, la sexta parada de la nueva gira de Malú, que comparte nombre con su decimotercer trabajo discográfico: Mil batallas. La artista se muestra encantada con el retorno al directo después de una larga ausencia que, en su caso, comenzó antes de la pandemia ya que una lesión la obligó a cancelar su anterior gira, Oxígeno, en 2019.

¿Qué sensaciones está teniendo en el retorno a los escenarios tras la pandemia, que en su caso fue aún más prolongada por la lesión que impidió su anterior gira?

Está siendo muy emocionante. Yo me moría de ganas ya por volver a subirme a un escenario y puedo decir que este está siendo de los mejores espectáculos de mi carrera, dinámico y divertido. Me lo estoy pasando como una enana.

¿Está totalmente recuperada de los problemas físicos que impidieron los conciertos de Oxígeno?

Ya está todo bien. Ahora el tobillo está perfecto, aunque sí es cierto que fue un proceso de recuperación muy, muy largo. Me rompí todos los ligamentos y tuve que someterme a una segunda operación, porque hubo complicaciones.

La gira comenzó en grandes recintos de las principales ciudades españolas, ¿cómo ha sido la respuesta del público?

Está siendo buenísima. La verdad es que creo que todo el mundo está con ganas de salir, ir a conciertos, sentirse libre de nuevo y de pasarlo bien. 

En ese sentido, creo que esta pandemia nos ha enseñado a valorar muchísimo lo que antes teníamos y entender que, de la manera menos esperada, podemos perderlo durante mucho tiempo.

El de Mil batallas parece un espectáculo muy complejo, con más de 30 temas en el repertorio o cambios de vestuario, ¿necesitó de mucha preparación previa?

Siempre que he afrontado un nuevo espectáculo he necesitado de esa preparación. A mí lo que más me gusta es preparar shows y crear esos lugares burbuja en los que puedas olvidarte de todo. Para eso, todo forma parte, como luces, vestuario o el resto de elementos.

En esta gira además hemos intentando hacer cosas diferentes y recordar las sensaciones de cómo se hacía esto. 

Es un recorrido por todo lo que ha sido mi carrera hasta el día de hoy, vamos todo el concierto yendo y viniendo de otros lugares y adaptándolo al momento que estamos viviendo ahora. Sinceramente creo que es un concierto de todos, como ese lugar al que todos necesitamos a veces volver. 

¿Queda espacio para las sorpresas en esa planificación?

El directo es el directo y siempre pueden pasar cosas nuevas. Esa posibilidad siempre tiene que estar abierta. El espectáculo de la gira es el mismo, pero siempre está personalizado para el sitio al que vayas.

Está cerca de cumplir 25 años de carrera, ¿qué balance puede hacer de las 1.000 batallas que lleva en ese cuarto de siglo?

Pues ha sido todo aprendizaje de un mundo que ya conocía, porque mis padres eran artistas. Ha sido muy enriquecedor tener de todo en mi carrera, tanto momentos súper explosivos como otros menos. Todo eso es un bagaje que hace que el balance sea muy bueno, porque ahora tengo la capacidad de disfrutarlo y vivirlo con plena consciencia. 

¿Quedan ganas de emprender otras 1.000 batallas más?

Sí, de hecho estoy como arrancando, tengo la misma sensación de mis inicios. Esta gira es como comenzar de otra forma, con una perspectiva diferente de verlo, más de disfrutarlo y de divertirme con lo que hago.

Por tanto, sí, creo que me quedan otros 25 años por lo menos.

La cabeza siempre está dando vueltas y preparando nuevos proyectos, pero una de las cosas que he aprendido en este tiempo es disfrutar del hoy, por lo que la prioridad ahora es llevar adelante esta gira, vivirla y disfrutarla.

¿Algún mensaje en especial para el público de Albacete?

Que vayan bien merendados y, sobre todo, con ganas de divertirse y olvidarse de todo. Por mi parte, les aseguro que vamos a dar todo para que lo pasen bien.