Page avisa: «La Constitución limita hablar de algunas cosas»

Javier D. Bazaga / Madrid
-

El presidente de Castilla-La Mancha apuesta por un «diálogo transversal y no frentista» en Cataluña y asegura que la aspiración del PSOE es lograr la «igualdad» a pesar de las distintas opiniones

Page avisa: «La Constitución limita hablar de algunas cosas» - Foto: JUAN LAZARO

Muchos ‘barones’ socialistas acudieron ayer al Comité Federal del PSOE convocado por Pedro Sánchez esperando encontrar en el presidente del Gobierno la «garantía» de que la negociación con Cataluña que está en ciernes no iba a perjudicar al resto de territorios. «La Constitución permite hablar de mucho, pero también limita hablar de algunas cosas» alertó Emiliano García-Page minutos antes de participar en el máximo órgano del partido entre congresos, y el primero que tiene lugar desde las elecciones del pasado 10 de noviembre, que dieron como resultado el primer gobierno de coalición desde la Transición.
El líder de los socialistas castellano-manchegos acudió a la cita con «mucho interés» por conocer los planteamientos de Sánchez de cara al futuro, esperando conocer esas «coordenadas esenciales» que van a marcar la agenda política de los próximos meses. En este sentido, y dada la situación política que vive hoy el país, García-Page aseguró que lo que interesa en este momento es que haya «diálogos en todas las direcciones», sobre todo en los asuntos de Estado y trascendentes que, a su juicio, deben abordarse desde un «diálogo transversal y no frentista» que resuelva el «callejón sin salida» en el que se encuentra el independentismo en Cataluña.
Para Page, el PSOE sigue siendo ese partido que más se parece a España, tanto en su diversidad como en su aspiración de conseguir la «igualdad» entre los territorios ya que «no hay tanto un problema de unidad, como le gustaría a la derecha más radical, sino de igualdad», pronunció.
Es por eso que a pesar de las distintas visiones que se puedan dar entre el PSC de Miquel Iceta y el PSOE de Castilla-La Mancha, que Page dejó claro que existen, lo importante es buscar los puntos de acuerdo para buscar esa igualdad entre todos los españoles. Pedro Sánchez aseguró durante su intervención ante el Comité Federal que la negociación con Cataluña en esa mesa de diálogo no iba a perjudicar a ningún territorio, lanzando un mensaje tranquilizador a esos ‘barones’ que, como Page o Javier Lambán, han mostrado sus reticencias ante estas conversaciones.
Sánchez aseguró que esas negociaciones se producirían con «ley, diálogo y políticas reales», y aunque el Gobierno parece que va a dedicar mucho esfuerzo a resolver ese «conflicto político», esa atención nunca irá «en perjuicio» de las necesidades de otros territorios, se comprometió, citando a continuación las necesidades del AVE a Extremadura o la atención a la despoblación de zonas de Castilla y León.
García-Page aseguró que el presidente de la Generalitat se encuentra en la «rampa de salida» por la «división feroz» que existe en el independentismo catalán y que invitó a «no alimentar». «Va a ser una legislatura muy difícil, pero lo importante es que no haya retrocesos» dijo.
IVA. Preguntado por la negativa del Ejecutivo central a la devolución del IVA correspondiente a 2017 a las comunidades autónomas que han venido reclamando ese impuesto de forma insistente como Castilla-La Mancha, Page señaló que «no me importa que me tiren de las orejas, lo que me importa es que me paguen», aunque quiso separar el escenario de partido en el que se encontraba en este Comité, de su labor institucional como presidente regional, donde «tengo muy claro que a lo que me debo es a los intereses de mi tierra».
Sí reclamó no obstante un debate sobre el modelo de financiación en el que «llevamos 7 años de retraso» porque las comunidades autónomas «soportamos» el Estado de Bienestar.  «La financiación se ha quedado anticuada, sin perspectiva de que se aborde con garantía, y si a eso se añade que no se pagan los impuestos, no arreglamos nada», sentenció.