"Intentaremos formar un Gobierno con el PP y echar a Sánchez"

J.L-L.M.T
-

El líder naranja quema los últimos días de campaña apelando al voto útil, como el asidero con el que convencer a quienes le apoyaron en abril de volver a entregar a su partido la ansiada llave de la gobernabilidad

"Intentaremos formar un Gobierno con el PP y echar a Sánchez" - Foto: Miriam Chacón (ICAL)

Albert Rivera (Barcelona, 1979) se queja de que el ruido independentista no permite que la voz de este otro país se oiga lo suficiente y vuelve a hacer de la lucha contra la despoblación y de sus demandas el eje de su campaña. Por eso, el presidente de Cs critica a Sánchez, pues cree que sus declaraciones entorpecen la entrega de Puigdemont y le responsabiliza de lo que pueda ocurrir el sábado y el domingo en Cataluña. Respecto al futuro después del 10-N, su posición política es ahora más matizada que entonces y sostiene que su primera opción, como hace unos meses, es gobernar con el PP, aunque, si no es posible, está dispuesto a jugar más bazas con 10 Pactos de Estado como hoja de ruta.
¿Ha servido esta campaña para convencer a los indecisos?
Lo excepcional en un país es que un candidato fracase cuatro veces en su investidura, como es el caso de Sánchez. También lo es repetir elecciones cada vez que PP y PSOE no son capaces de llegar a acuerdos en la Cámara. Lo que habría que hacer es volver a ser una nación normal en la que los candidatos aceptan que tienen que negociar condiciones, ceder, pactar, llegar a acuerdos. Yo con Rajoy me senté, estuvimos negociando 150 reformas, luego una investidura y unos Presupuestos. Creo que empieza a haber un problema, que es que el candidato socialista no sabe llegar a acuerdos y además práctica el sectarismo. 
Los votos de Cs eran fundamentales, ¿piensan que se han podido equivocar en la estrategia, si el veto inicial a Sánchez pudo ser un error?
Es muy curioso que solo se aplique a Cs. Cuando el PP dice que quiere ganar a Sánchez y si no estar en la oposición, nadie dice que Casado veta a Sánchez. ¿Por qué cuando nosotros queremos gobernar con el PP y sino estar en la oposición es un veto? Lo primero que hay que aclarar es que Cs, humildemente, queremos gobernar y ganarle a Pedro Sánchez y formar Gobierno con el PP. Es lo que quiero hacer ahora. Lo segundo: seguro que me equivoco muchas veces al día, pero nunca podré decir que dar la palabra y cumplirla con tus votantes es equivocarse, porque entonces ya en qué país vivimos. Yo les dije a mis votantes: si puedo gobernar con el PP sumaremos, si no estaremos en la oposición. Más claro, más transparente no puede ser. A partir de ahí, que el bipartidismo es incapaz de llegar a acuerdos, ya lo sabemos. Estoy convencido de que si Cs no tiene un buen resultado, el PP y el PSOE nos van a llevar a otro bloqueo. Voy a intentar ganar a Sánchez y si no se puede planteo una hoja de ruta con 10 reformas de Estado entre ellas la despoblación, la natalidad, las pensiones y Cataluña. Creo que debe ser un plan común para España, no para Cs, y que el peso de Cs y PP la suscribiéramos.
Pese a que las encuestas pronostican una bajada para Cs, su papel va a seguir siendo muy importante. Habla de 10 reformas de Estado. ¿En qué situación se encontraría cómodo? ¿por el centro-izquierda o el centro-derecha?
Voy a intentar formar un Gobierno con el PP y el 10 de noviembre por la noche, si hay un escaño más de cambio y podemos echar a Sánchez, lo haremos, igual que hemos hecho en Andalucía. Mi diferencia con Casado es que no quiero mentir a los españoles y decirles que si me voy a la oposición, no voy a intentar plantear reformas o desbloqueo. Si el PP y el PSOE nos llevan a su máxima expresión, seguiremos bloqueados ocho elecciones, y alguien tiene que tener un poco de sentido común y sentido de Estado.
Hay un escenario diferente al de las elecciones anteriores. Imagine que el resultado de PP, Vox y Cs hace que el bloque de centro-derecha obtenga un diputado más que el de centro-izquierda.
Gobernaremos. Exactamente igual que en Andalucía, donde Cs y PP formamos Gobierno. Si no es así, les prometo que los escaños de Cs van a servir para poner las reformas necesarias encima de la mesa e intentar desbloquear este país. Esos votos pueden ser absolutamente decisivos para conformar ese Ejecutivo o desbloquear el país desde la oposición.
Con la posible abstención de Cs, si de ello dependiera conformar una mayoría que no incluya a los independentistas, ¿podrían plantearse la abstención a Sánchez?
Los votantes de Cs valen mucho porque quieren reformas, no que Sánchez ostente un cargo ni que coja el avión. Si las hacemos en el Gobierno, quitamos a Sánchez y es más fácil, pero si no ganamos ni formamos Ejecutivo, desde la oposición hay dos opciones: o no hacer nada o, antes de ir a terceras elecciones, que sería una auténtica locura, plantear 10 reformas de Estado y sentarse con un equipo de trabajo formado por Cs, PSOE y PP. Aludo a estos partidos porque sin sus escaños, seguramente, no salga adelante ni una de esas reformas. Los principales asuntos de este país no se sacan adelante ni por decreto ni por mayoría simple, se aprueban por mayoría reforzada. Ahora que los separatistas catalanes quieren romper este país, ahora que siguen con el desafío, ¿no sería inteligente y sensato unirse más allá de las discrepancias? No digo que en todo, pero sí en asuntos de Estado fundamentales ¿no sería bueno generar equipos de trabajo, y una agenda, y un calendario para que España, de aquí a cuatro años, diga hemos modernizado este país, hemos dado un paso adelante? 
¿Con Podemos nada?
No. No. Cs se puede mover en un eje constitucionalista, pero no fuera de él… Sinceramente, no creo que nadie nos vea pactando la economía con Iglesias ni la política territorial con Torra, para eso somos bastante previsibles.
¿Cómo valora la idea, ahora del PSOE pero durante muchos años del PP, de dejar que gobierne la lista más votada?
El problema es que la lista más votada, sin acuerdos, no gobierna, ostenta el cargo pero nada más. En realidad, si no puedes sacar una ley, no gobiernas. Esto son palabras que Sánchez le dijo a Rajoy: si no sacas Presupuestos desde el Gobierno de España, lo único que haces es vivir en la Moncloa. Yo quiero atar un acuerdo de Estado, y que cada ley que salga del parlamento la oposición decida también si sale o no, cómo y qué enmiendas se hacen. 
¿A quién beneficia todo lo que ha ocurrido en Cataluña?
Yo quiero liderar los debates sobre financiación autonómica, lucha contra la despoblación y pensiones. Estos son los interesantes, aunque es verdad que lo que sale por la tele es que corten las calles en Barcelona. Le damos mucho volumen a Torra y le bajamos al resto.
¿Qué propone para retomar todos esos debates?
Yo propongo algo revolucionario: dejar de pactar con los nacionalistas. Tras 40 años cediendo para intentar contentar a los que nunca estarán contentos, se ha olvidado a la España despoblada, que no se queja, que no quema containers. Yo quiero un Gobierno que vuelva a estar al lado de esa España. El gran reto es una reforma de estado profunda que corrija las desigualdades del estado autonómico: Sanidad, no tenemos la misma cartera de servicios; Educación, no hay una selectividad única; funcionarios, deben poder trabajar en cualquier lugar sin impedimentos lingüísticos. Hay que dar marcha atrás en algunos temas, vigilar algunas competencias, hablar abiertamente sin tapujos sobre recuperar algunas, sin complejos, con serenidad. Yo quiero recuperar esa iniciativa para que los ciudadanos que no la lían también tengan premio. Esto me parece mucho más legítimo que reventar Barcelona.
¿Cómo analiza las declaraciones de Sánchez sobre la dependencia de la Fiscalía?
Pienso que veremos algún día en un juzgado a Puigdemont, y que si ha hecho lo mismo que los demás, le condenarán en las mismas condiciones, y creo que eso pasará a pesar de Sánchez. Porque como han dicho las asociaciones de fiscales, esto complica la puesta a disposición del expresident a España. 
Después de las declaraciones de los CDR, debería actuar la Fiscalía General del Estado?
Vengo advirtiendo desde hace meses de que Torra la iba a liar. Dije que Cs, PP y PSOE tendríamos que estar en una mesa si estos tíos la liaban después de la sentencia. Lo más sensato, y moderado, es aplicar la Constitución en Cataluña, porque es una garantía no un problema. ¿Cómo frenamos a un señor que desde el Estado está destruyendo el Estado? La Constitución tiene un mecanismo previsto, que es el artículo 155. Yo propongo aplicarlo con serenidad, con firmeza y si complejos. Creo que el 11 de noviembre deberíamos también sentarnos y que, gobierne quien gobierne, PSOE, Cs y PP tenemos que estar juntos. Advierto también: ojo, porque los radicales están amenazando con volver a liarla el sábado en la jornada de reflexión y el domingo y no olvidemos que ser español es poder votar en cualquier pueblo de España y la garantía de seguridad la tiene que ofrecer el Gobierno y el Ministerio del Interior.
El otro día hemos conocido los datos del paro con aspectos preocupantes. Desde la oposición se proponen bajadas de impuestos o ayudar a los autónomos. ¿Son medidas reales de hacer?
Ya lo estamos haciendo desde el Gobierno. Lo planteamos desde la oposición y llegamos al Ejecutivo de Andalucía, y la primera medida que hemos tomado, entre otras, ha sido la supresión del impuesto de sucesiones; también la tarifa plana para autónomos. Hay medidas políticas que pueden colaborar para cambiar las cosas. Sí que se puede con una política liberal, con impuestos moderados, ayudando a los autónomos que crean riqueza y empleo, en realidad, se está recaudando más dinero. La política socialista es un fracaso porque quiere cargar más impuestos a las clases medias, frenar la economía y estrangular a los inversores y a los que se la juegan. 
Llevamos un año de subastas de propuestas para la España vaciada, pero hay desazón de que se promete en campaña y luego en el Gobierno no se hace.
Tiene toda la razón. Lo que pasa es que hace 40 años que gobiernan PP y PSOE y nunca se había abierto un pacto nacional contra la despoblación en el Congreso. ¿Sabe quién lo propuso y quién lo ha liderado? Cs. Yo planteo que seamos atractivos, seamos seductores ante los inversores, seamos inteligentes y planteo una desgravación de 60 por ciento del IRPF a quien viva en una población con menos de 5.000 habitantes.  Si también, que es la otra propuesta, reducimos un 60 por ciento de costes de Seguridad Social a las empresas que se instalen o se queden en esos municipios, podemos fijar población y empleo. Soy un convencido de que con las políticas fiscales y de incentivo, con las liberales en definitiva, sí que se le puede dar la vuelta a la cosa, también a la despoblación. No digo que sea fácil. Yo en ese pacto contra la despoblación, a diferencia de la izquierda, lo que planteo son políticas liberales de incentivos fiscales, como una tarifa plana superreducida de solo 30 euros para autónomos, Seguridad Social de 60 por ciento menos para empresas… 
Pase lo que pase el próximo domingo, si las cosas siguen como están funcionando en Madrid, Andalucía y Castilla y León, ¿los pactos entre Cs y PP seguirán vivos?
Yo creo que, al revés, se pueden reforzar más si podemos gobernar juntos. Si ya lo estamos haciendo en cuatro Comunidades, razonablemente bien, no digo que todo sea perfecto, pero hay satisfacción general de nuestros votantes en eso. Si gobernamos en España vamos a tener una alianza Estado-Comunidades Autónomas, lo que va a facilitar, por ejemplo, el Pacto contra la Despoblación o el Debate de Política Fiscal y Financiera. Si hay un Gobierno que sí quiere tener en cuenta la dispersión territorial o el envejecimiento de la población y no lo va a calcular, como hizo Zapatero, con Esquerra Republicana, le irá mejor a esas zonas de interior. En el último acuerdo no tuvieron en cuenta parámetros como la dispersión territorial o la despoblación. Yo lo que planteo es que el Gobierno de España, si me toca a mí con Casado o a Casado conmigo, seamos valientes y lideremos ese debate. Pero yo me comprometo a hacerlo con luz y taquígrafos y entre 17; no con Esquerra Republicana. Y eso me parece fundamental, porque esto es de todos.  Los que no la lían siempre salen perdiendo, y al final siempre salen ganando los separatistas.