scorecardresearch
Fernando Jáuregui

TRIBUNA LIBRE

Fernando Jáuregui

Escritor y periodista. Analista político


Yo también soy mayor, yo tampoco soy idiota

11/02/2022

Hube de seguir, por motivos profesionales, el último y 'decisivo' (no lo fue tanto, la verdad) debate entre los candidatos castellano-leoneses. Vino a ser todo más de lo mismo, en un debate en el que faltaban una mujer, alguien de Vox (porque todos hablaban de esta formación, que resultará decisiva para formar gobierno, mal que nos pese. Y faltaba, a mi entender, un tal Carlos San Juan, que es valenciano, pero que trata de solucionar un problema que afecta a no menos de cuatro centenares de los dos mil doscientos cuarenta y ocho municipios que se integran en la autonomía castellano-leonesa: las dificultades que encuentran muchos mayores para gestionar sus cuestiones bancarias allí donde no existen sucursales.

San Juan es el promotor de una exitosa --porque responde a una necesidad real-- campaña bajo el lema 'somos mayores, pero no idiotas', que pone sobre el tapete las dificultades de los mayores para manejar los no siempre sencillos modelos informáticos que la Banca exige ya para una mayoría de trámites. El cierre de miles de sucursales, con la consiguiente jubilación muy anticipada de decenas de miles de trabajadores del sector, que esa es otra, ha llevado a una situación imposible a millones de personas de la tercera edad que viven en zonas despobladas o en pueblos pequeños, donde no hay sucursales.

Esta, la de que los mayores puedan acceder a los servicios bancarios sin temor a errores o abusos, es una exigencia lógica que San Juan, abnegadamente, con una recogida de firmas que supera ya las seiscientas mil, emprendió hace meses. Dígame usted si esta cuestión no hubiera merecido un poco más de atención por parte de los candidatos a hacerse con la presidencia de la Junta de Castilla y León en la votación del domingo. Solamente uno, Igea, y de manera tangencial, lo abordó; los otros estaban demasiado ocupados sacudiéndose el uno al otro. Como sus jefes, vamos.

Creo que en España, en esta sociedad civil adormecida, son precisos muchos Carlos San Juan. Parece que solamente lo ha visto así la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, a quien se le escapan pocas cosas y que se hizo la 'encontradiza 'para la foto con los pancarteros, que sí, serán mayores, pero de idiotas ni un pelo. Y uno, que tampoco es precisamente un nativo digital, aunque viva en zona donde sí existe atención personalizada de los bancos, tiende a sumarse a esta reivindicación. Y a otras muchas reivindicaciones que nos van debiendo estas gentes que, subidas en sus podios, asisten impertérritas a las desigualdades, a las familias al borde de la exclusión, a las subidas brutales de la luz, a tantas cosas que parecen ser de menor importancia para algunos de los que dicen que nos representan.

Porque, a veces, parece que a los mayores nos representan menos aún que a otros sectores de la sociedad. Y conste que votamos y cotizamos como los que más. A ver, San Juan, dónde hay que firmar.