scorecardresearch

Soriano intenta tranquilizar al sector: las negociaciones «van por buen camino»

La Tribuna / Toledo
-

La consejera de Agricultura insiste en que las conclusiones de los Grupos de Alto Nivel atienden buena parte de las demandas que consensuaron la Junta y el sector regional

La consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, lanzó un mensaje de «tranquilidad y optimismo» de cara a la recta final de las negociaciones sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC) en España. A su juicio, «gracias al trabajo realizado vamos por el buen camino».

Así se lo trasladó ayer a los representantes de las organizaciones agrarias y cooperativas de la región, con quienes se reunió para informarles de las conclusiones de los Grupos de Alto Nivel -conformados por el Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas- creados para abordar las diferentes cuestiones que aún quedan pendientes para concretar el ‘modelo español’ de la PAC 2014-2020. Con estos documentos sobre la mesa, el ministro de Agricultura y los consejeros del ramo tratarán de cerrar mañana, martes, la negociación.

Entre los temas aún abiertos quedan los fondos para cada región del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020; el reparto por sectores de los fondos acoplados del conocido como ‘sobre nacional’; la delimitación de las ‘comarcas agrarias’ y de agricultor activo, o cuáles serán las zonas con limitaciones naturales, ya sea por lejanía, alta montaña u otros motivos, que podrán recibir ayudas durante los próximos 7 años, entre otros.

La consejera explicó que el trabajo realizado por la Consejería ha posibilitado que las conclusiones de los Grupos de Alto Nivel sean «positivas» para la región, ya que atienden «buena parte de las demandas» que el Gobierno regional y las organizaciones agrarias y cooperativas consensuaron en verano antes de la constitución de los Grupos. Además, reiteró que «el objetivo principal es que Castilla-La Mancha mantenga el mismo presupuesto».

‘Agricultor activo’.  Soriano reconoció que el principal punto de disensión es el referido a la figura de ‘agricultor o ganadero activo’ -que será quien pueda recibir ayudas-, que es a su vez el asunto en el que mayores divergencias hay entre las propias comunidades autónomas, ya que hay diferentes propuestas sobre la mesa.

Sobre este asunto, la titular de Agricultura explicó que alguna organización agraria quiere que se considere ‘activo’ a aquellos que están dados de alta como agricultores y ganaderos en la Seguridad Social o a aquellos que perciban un porcentaje alto de sus ingresos del campo.

 En este aspecto, la consejera avanzó que la definición que mejor atiende los intereses de las decenas de miles de agricultores y ganaderos de la región es la de ‘agricultura activa’, que conlleva que las ayudas sean para aquellos que mantienen sus explotaciones activas, generando riqueza y empleo.