«Muestro aquí el momento que vivo como artista»

A.D
-

P aco Gabaldón presenta en el Casino Primitivo, hasta el día 21, Vivencias y momentos, de la retina al lienzo. El artista comentó a La Tribuna de Albacete las singularidades de la muestra, con 42 obras.

Paco Gagaldón posó con algunas de sus obras. - Foto: José Miguel Esparcia

¿Por qué eligió exponer en Feria?
Es una época emblemática para la ciudad de Albacete, en la que toda la gente que estamos fuera intentamos volver. La Feria tiene un tirón nacional enorme y creo que es un escaparate, como artista, para dar a conocer tu obra, para que tenga la máxima repercusión. Luego yo, cuando era pequeño, veía la Feria como un acontecimiento cultural en todos los sentidos y me parecía una época de referencia para visitar exposiciones y como en Feria tiene especial importancia el tema taurino, siempre es una época que he esperado con interés.
Además, en un espacio como el Casino Primitivo.
Un sitio precioso, del que tengo grandes recuerdos personales. Expuse hace años y es, claro, un espacio con una ubicación privilegiada, que tiene muchas posibilidades, con una sala de prestigio. 
Sin duda, es el escaparate adecuado para presentar mi obra. 
¿Por qué ese título?
La muestra que he traído no es exclusivamente taurina, como podría esperarse. Sí tiene mucha importancia la temática taurina, pero tampoco está orientada a lo clásico que se puede esperar de una exposición de esas características. Luego, más allá de esa temática taurina, presento paisajes urbanos y otra serie de temáticas que, sobre todo, son muy personales. No es sólo una imagen que me parece bonita, tienen un fondo personal, de ahí el título de la exposición. Es muy difícil trasladarlo todo al lienzo, pero continuamente, también por la calle voy fijándome en todo lo que me pueda llamar la atención. 
¿Por ejemplo?
El zócalo de una calle, el reflejo de un charco, la perspectiva de una vista urbana. Son multitud de sensaciones filtradas por el tiempo y otras circunstancias, pero al final, son sensaciones muy personales, más allá de una escena bonita, es algo que has madurado, como ocurre con un cuadro sobre los Jardines de la Casa de Sorolla, en Madrid, un espacio que he visitado infinidad de ocasiones y siempre tuve la intención de pintarlos, hasta que di con el rincón adecuado. 
¿Unas 42 obras?
Así es, son 42 obras. Es amplia y variada, con diferentes formatos, técnicas, temáticas, un poco muestro aquí el momento que vivo como artista, con algún guiño a algún otro estilo, más impresionista, con el que estoy coqueteando. 
No pierdo la referencia realista, porque a mí me gusta plasmar cosas que tengan su trascendencia y su origen en la realidad y en ocasiones, puedes entrar en detalle, pero en otros casos, te llama la atención el movimiento o el color y para plasmar eso tienes que abandonar el detalle.
Es un gran aficionado a la Fiesta Nacional y también pintor taurino.
Eso, si Dios quiere, no lo abandonaré nunca, aunque estemos en tiempos difíciles para la tauromaquia y nuestras tradiciones, nuestra cultura, en general. 

(Más información en la edición impresa)