scorecardresearch

«Tenemos que entregarnos y hacer hermandad todo el año»

A.D.
-

La Cofradía Nuestra Señora de los Dolores tiene nuevo presidente, Juan Escobar Guirao, que comentó a La Tribuna de Albacete cómo afronta esta responsabilidad, que ya tenía desde hace un par de años.

Juan Escobar Guirao - Foto: Arturo Pérez

La Cofradía Nuestra Señora de los Dolores tiene nuevo presidente, Juan Escobar Guirao, que comentó a La Tribuna de Albacete cómo afronta esta responsabilidad, que ya tenía desde hace un par de años. 

Ya ejercía la presidencia...

Así es, he sido, llamémoslo, reelegido, pero en convocatoria de elecciones, por primera vez. Quiero decir, llevaba dos años en el cargo ya que la anterior presidenta dejó ese mandato a medio y yo, como vicepresidente, asumí entonces la presidencia. 

Cuando acabó ese mandato, fui a elecciones. 

¿Para culminar la tarea emprendida hace un par de años?

Sí, en primer lugar, la decisión de presentarme a la presidencia fue, sobre todo, por intentar mantener lo que hemos conseguido en dos años y poder seguir luchando, porque nos toca una etapa muy complicada de la sociedad, debido al dichoso Covid y creo que podremos. Es necesaria una continuidad de cuatro años para poder fomentar, sobre todo, el cariño y la devoción a la Virgen de los Dolores.  

Todo el mundo la conoce como La Dolorosa.

Así es, la Cofradía desde 2018, si no recuerdo mal, es Ilustrísima y Venerable, título que otorgó el señor obispo a Nuestra Señora de los Dolores, pero siempre se ha conocido popularmente en Albacete como La Dolorosa. 

¿Muchos compañeros en este nuevo proyecto?

Eso es, el apoyo para presentarme a la presidencia lo he tenido, tanto de mi Junta Directiva como de mis compañeros cofrades, con un porcentaje que me ha votado que ha sido muy importante, un 84 por ciento. 

¿Qué planes tiene?

Primero, ya cuento con la ratificación del nombramiento por parte del señor obispo, don Ángel Fernández Collado, con fecha 11 de enero, porque las cofradías somos asociaciones públicas de fieles y el último visto bueno lo da el obispo. Una vez que el cofrade decide quién quiere que lleve las riendas de su hermandad, de su familia, tiene que ratificarlo el obispo y una vez tengo ese requisito, esto no tiene otro misterio, trabajo, trabajo, trabajo y hermandad con  una directiva y unos cofrades que están siempre ahí, apoyando. 

¿Hay algún proyecto que le gustaría culminar?

Proyectos hay muchos, pero lo más importante es acabar con los que teníamos en marcha, volver a salir a la calle y fomentar la obra social, porque estamos en una época en que la gente lo necesita mucho y las cofradías tenemos que entregarnos y hacer hermandad todo el año, no solamente en Semana Santa. 

Mi proyecto a largo plazo, si Dios quiere,  en estos cuatro años que tenemos por delante, es sacar todas nuestras imágenes a costal o a hombros, pero más que basarnos en las imágenes, que también, mi proyecto va a formar una bolsa de ayuda social.  

El reto es volver a la calle.  ¿Cómo ve la situación?

Desde el punto de vista de mi trabajo, soy sanitario, soy optimista. Creo que estamos en el punto álgido de esta ola y que el virus se va debilitando. Tendremos que esperar datos  y esperemos que, cuando llegue Semana Santa podamos salir a las calles. 

Tenemos varios planes y nos adaptaríamos, porque lo que queremos es salir este año, por lo tanto, lo que nos digan lo cumplimos, no hay piedras en el camino. 

Ahora solo queda, como decía, preparar todo.

Exactamente, queda todavía mucho trabajo pendiente y estamos, prácticamente, a tres meses de Domingo de Ramos, entonces es poco tiempo, pero sí que hay  muchas ganas y, sobre todo expectación, prudencia y espera para ver qué puede ocurrir en Semana Santa y, algo muy importante para nuestra Cofradía, también nosotros tenemos este año el 80 aniversario de la imagen. José Díes la trajo a Albacete en 1942.