scorecardresearch

Ramón Cardo vuelve con el Cabriel Collective

A.Díaz
-

La Big Band, una auténtica referencia, realizó su segundo encuentro veraniego para ensayar nuevo repertorio, con clásicos del jazz vocal de los años 60 y 70 y composiciones originales

Ensayo de la agrupación, que este año volvió a reunirse para trabajar en la localidad de Villamalea. - Foto: Vania Cuenca

Cabriel Collective refuerza su apuesta por la música con un nuevo encuentro que está llamado a convertirse en habitual en estas fechas veraniegas, con una puesta en común bajo la supervisión de uno de los grandes del jazz en España, Ramón Cardo, que vuelve a acompañar a la orquesta de jazz albacetense en un nuevo curso se verano.

Vania Cuenca comentó a La Tribuna de Albacete que «nos reunimos por segundo año consecutivo, en el mismo lugar, en las casas rurales La Derrubiá, de Villamalea, donde nos tratan espectacularmente bien  y donde hemos hecho una convivencia y hemos aprendido mucho, fortaleciendo más este proyecto que llevamos en marcha, Cabriel Collective».

Fueron más de 30 músicos los que se reunieron en este encuentro en Villamalea y también aprovecharon la ocasión para ofrecer un concierto en la Plaza de la Iglesia de Casasimarro y, «lo que hicimos -dijo Vania Cuenca- es poner en práctica nuevos temas del repertorio en el que estábamos trabajando y también nos sirvió ese concierto como una prueba de fuego para los que vendrán que, de momento son dos los que tenemos todavía, aunque esperamos sumar muchas fechas más».

El encuentro, destacó el músico, «es una reunión de amigos para la que hemos buscado a los que creemos que son más competentes en cada uno de los instrumentos de esta big band, con una sección de viento madera, con saxofones altos, tenores, barítonos, clarinete bajo, flauta y clarinete, con 11 músicos, entre ellos Julián Román con el tenor o Marcos Atencia con el alto, muy especialistas en su instrumento y en el lenguaje de jazz. Luego, la sección de viento con los trombones, con gente del Conservatorio de Grado Superior, digamos que el líder es Miguel Antonio González, que es el profesor de trombón del Conservatorio de la Diputación. La siguiente sección es la de trompetas, la más heterogénea en la que estaba yo también. El último bloque, con la sección rítmica de batería, bajo, guitarra y piano, con músicos muy conocidos como Julio Guillén, Chemi Sarrión, Jorge Cubillana y para capitanear este equipo, Ramón Cardo».

Vania Cuenca destacó que Ramón Cardo «es una referencia del jazz en España, uno de los que primero empezó a mover esta disciplina en los años 70 a nivel didáctico, primero fuera del ámbito público, los Conservatorios, donde faltarían décadas para que llegase, pero sí que empezó, como decía, con el jazz en academias que nacieron en grandes ciudades, como el Taller de Music de Barcelona, con músicos internacionales y Ramón pasó por allí y un par de años después ya era profesor, un auténtico adelantado. Hoy es una personalidad del jazz en España y no solo en España. Se ha dedicado mucho a la parte didáctica, pero también ha grabado discos con su big band y con diferentes agrupaciones y aparece en cientos de discos como instrumentista de apoyo».

El repertorio, dijo Vania Cuenca, «ha sido también especial, porque teníamos la ilusión de hacer uno más vocal, que todos los temas tuviesen voces, así que llamamos a dos Mai Díaz, que canta mucho jazz con Jorge Cubillana y nos gusta muchísimo a todos, así que ha pasado de un dúo a una big band, luego, en la parte masculina, Javier Viñas, que es otro gran cantante. Tiene una gran vinculación con nosotros, porque ha venido ya muchas veces a tocar al Museo, es de la Asociación de Amigos del Jazz, un gran vocalista, muy elegante. Para este segundo encuentro, como te decía, sobre todo hemos hecho muchos clásicos del jazz, de los 50, 60, algo de bossa nova y temas de Ramón y míos».

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)