scorecardresearch

El CB Almansa rompió su sequía en Melilla

Miguel Moreno (ADG)
-

69
Melilla Sport Capital
84
CB Almansa con Afanion
Finalizado
El equipo almanseño, con un Nesbitt desatado, brilló en los momentos claves para llevarse una victoria más que necesaria tras seis derrotas consecutivas

Nesbitt, que lucha por un balón, guió al CB Almansa a la victoria en Melilla. - Foto: Rubén Serrallé

Victoria dura, como se esperaba que fuera la que rompiera la terrible racha de seis derrotas consecutivas, y la de cuatro salidas seguidas con derrota. El Almansa Con Afanion brilló en los momentos clave y aguantó, con un gran juego interior, los momentos de sequía ofensiva y arreones del rival, para ganar y volver a pensar en la pelea por los playoff. Más aún con derrotas como las del Gipuzkoa Basket en Huesca. Además, hunde en la tabla a su rival, el Melilla, que encadena tres derrotas al hilo y tiembla ante las victorias de Iraurgi, Huesca o Palma.

Ruben Perelló buscó cambiar la dinámica de raíz, con hasta tres cambios en el quinteto, pero le costó mucho cuajar buenos minutos al Almansa. Gydra fue el primero en entonarse con buenos lanzamientos y rebotes. Aun así, el equipo local mandó algo más en el primer cuarto, hasta marcharse tres puntos por delante en el segundo período. El contraste entre el 0% de Polanco en tiros de campo, y el 100% de Mazaira desde el triple (tres de tres) marcó la diferencia.

El segundo acto fue a tirones. Apretó el cuadro local en el arranque para obtener la máxima diferencia, de seis puntos, tras un lanzamiento exterior de Van Oostrum. Sumado a la rigurosa antideportiva pitada a Bivia, parecía derrumbarse el Almansa como en las recientes derrotas ligueras. Pero entonces aparecieron Nesbitt y Polanco para, con un parcial de 0-8, ponerse por delante 32-35 con cuatro minutos por jugar. A partir de ese momento, numerosos rebotes de Gydra, Grabauskas, Nesbitt y Dimakopoulos en ambas mitades de cancha, y canastones de Polanco y Nesbitt, que cerró la primera mitad con un dos más uno que abría una brecha de siete puntos en favor del Almansa por primera vez, y dejaba su casillero personal con 14 puntos.

Le costó más de tres minutos anotar al Almansa en el tercer cuarto, y se puso las pilas el Melilla, que se situó a solo un punto, gracias en gran parte a Van Oostrum. Supo aguantar el arreón Almansa con un gran juego interior, y mantuvo la ventaja, por mínima que fuera. Se estrenó Martínez en el mejor momento, con acierto desde la línea de 6,75 que mantenía por delante al cuadro visitante a menos de un minuto para el final del cuarto, pero respondió inmediatamente con otro el Melilla, que casi sobre la bocina logró empatar el encuentro con un tiro libre.

El acierto de Bercy (100% en tiros en 33 minutos) fue clave para ponerse al mando en el inicio del período decisivo. Además, apareció un eufórico Pérez, también desde el perímetro para situar al Almansa con máxima diferencia (62-70). Dimakopoulos amplió con una gran acción bajo el aro. La sensación de haber acelerado en el momento clave era clara, con un Melilla nervioso y empequeñecido pese a ser beneficiado en varias acciones con faltas antideportivas. Perdió dos balones consecutivos el equipo de la Ciudad Autónoma, y en ese punto finiquitó el encuentro Nesbitt a la contra.