«Estoy con mi primera sinfonía, dedicada a La Mancha»

A. Díaz
-
Isidro Joaquín Martínez Saiz, director, compositor y clarinetista. - Foto: Rubén Serrallé

«'Amigo y Maestro' está dedicado a Fermín Navarrete»

Isidro Joaquín Martínez Saiz, director, compositor y clarinetista, estrenará en breve una nueva obra. El músico comentó a La Tribuna de Albacete sus proyectos. 
¿Está embarcado en la composición de una sinfonía?
Así es. Estoy con mi primera sinfonía, dedicada a La Mancha, para banda sinfónica, porque dispongo de una agrupación de estas características para estrenarla. He compuesto mucha música para orquesta y me apetecía seguir con banda sinfónica como hice en Varturinas.  
Anticipamos que será una sinfonía basada en mis raíces. Investigando, hay una constelación muy parecida a nuestra región. Será entre lo astral y personal, con cinco movimientos, como las provincias, con referencias a los himnos de cada provincia, su cultura y música. 
¿Cómo va ese proceso de composición?
Ya está todo el planteamiento y lo que va a ocurrir en cada movimiento, y estoy ya con Albacete. Empecé a componer a finales de 2018 y quiero que a principios de 2020 esté ya lista para su estreno.  
¿La estrenará con la banda que dirige, La Unión Musical de Benetusser?
No lo sé. Tengo varias ofertas y estoy cerrando cosas. Lo que sí haré es probarla con la Unión Musical de Benetusser. 
También compuso un pasodoble muy especial.
El pasodoble lo terminé hace unos días, aunque realmente estaba casi listo hace unos meses, pero me gusta que mi música quede un mes en el cajón, para que madure, y después la retomo. Amigo y Maestro está dedicado a Fermín Navarrete García. 
Me gustaría que lo estrenase y lo dirigiese él, con su agrupación, y eso es lo que me ha dicho. 
¿Qué proyectos tiene con la Coral Tarazonera?
Otro estreno. El 13 de abril, con la Coral Tarazonera, estrenaré una obra, Miserere Mei, para coro mixto a cuatro voces y tambor de Semana Santa, que espero que se interprete a lo largo de Semana Santa. En ese concierto también se interpretará otra obra mía que dediqué a la Banda de Cornetas y Tambores del Cristo.
El Miserere Mei, te voy a ser sincero, lo compuse en dos tardes, porque tenía muy claro lo que quería hacer y,  como conozco la Coral Tarazonera, más o menos lo hice en base a ese conocimiento de las voces. Llevaba mucho tiempo pensando en hacer un miserere, porque para mí, si hablamos de música religiosa, un compositor debe tener un réquiem, un miserere y un stabat mater.  
Y para su instrumento, el clarinete, ¿no prepara nada?
Sí, porque un clarinetista valenciano, José María Santandreu, para 2020, va a incluir en su próximo disco una obra mía para clarinete solo, que se titula Regresión. 
También  otra de mis obras, José María Santandreu la ha propuesto para que se estrene en Madrid, es para clarinete y electrónica, Lost memories, basada en la vida de un clarinetista con alzhéimer. 
¿Por qué para electrónica?
Es una obra que hice durante la carrera que termine el año pasado, Composición. Nunca había escrito para electrónica y elegí mi instrumento, claro. 
¿Le gusta componer música electrónica?
La música electrónica es interesante, se buscan nuevas sonoridades, pero yo prefiero la música en vivo, con instrumentistas, pero en mi repertorio me interesa abarcar todas las posibilidades. 
En este caso es música en la que interviene un clarinetista y un ordenado, con una persona que lo maneja, para que se genere la obra, efectos, sobre todo.
¿Un intenso trabajo entre Albacete y Valencia?
Seguro, más este año que con mi banda, Unión Musical de Benetusser vamos  el 18 de mayo al Palau, al Certamen Provincial de Bandas de Música de la Diputación de Valencia. No deja de ser un concurso y llevamos todo el año preparándolo. 
Hoy me dedico a la composición y dirección, porque también estoy con el coro de L’Eliana y no me olvido del clarinete, por supuesto, e imparto clases.