scorecardresearch
Paco Mora

Paco Mora


Los tifosis alemanes hicieron el ridículo en Barcelona

16/04/2022

Parece un maleficio que todos los comienzos de siglo se caractericen por un brote de violencia generalizada, que ayudada por gripes, viruelas, tuberculosis y pandemias virales, lo ponen todo patas arriba como si los seres humanos necesitamos enfrentarnos violentamente unos a otros de vez en cuando. Cualquier pretexto es bueno para sacar a relucir la fiera que dormita en nuestro interior más profundo. Incluso el futbol.

El pasado jueves día 14 de abril por la noche el Nou Camp, campo de futbol del Barça, fue el escenario donde quedó demostrado como una palpable realidad aquello de que el hombre es el lobo del hombre. Treinta mil alemanes se adueñaron del ambiente, y durante el tiempo que duro el partido Barcelona-Frankfurt aquello fue la guerra. Una autentica escandalera, que por momentos hacía temer que la iracunda marabunta se desmoronara sobre el terreno en que se decidía el resultado del partido.

Pero no todo acabo allí, porque la violencia continuó en las calles de Barcelona finalizado el acontecimiento deportivo. Más de treinta mil alemanes tomaron las principales arterias de la capital de Cataluña por un campo de batalla, celebrando la victoria de su equipo sin el mínimo respeto para todo lo que encontraban a su paso. Bares, escaparates, mobiliario urbano, aceras y calles peatonales fueron testigos mudos de que para algunos hasta el éxito deportivo puede ser traducido en violencia. Y poco importa que los protagonistas del desaguisado se crean el ombligo de la culta y civilizada Europa, porque en Barcelona se han comportado como cabestros desmandados. Los seguidores del Frankfurt dejaron la imagen de su país por los suelos…