«Lo mejor es tomarse esto como un año de transición»

Juan Carrizo
-

Durante el primer fin de semana de marzo, David Castro compitió en Australia y tenía pensado hacerlo 15 días después en Nueva Zelanda, pero todo quedó cancelado y finalmente decidió regresar a La Roda antes de que cerraran los vuelos internacionales

David Castro, en el parque La Cañada de La Roda, en una imagen de archivo. - Foto: Rubén Serrallé

David Castro compitió en Australia y desde ahí marchó hasta Nueva Zelanda, donde tenía prevista otra competición el fin de semana pasado, pero que fue suspendida. Se quedó por allí, pero decidió regresar a España ante el temor de que se cerrasen las fronteras y se quedase atrapado al otro lado del mundo. Ahora trata de mantenerse en forma en casa, en La Roda, mientras intenta superar un jet lag que se le está atragantando al no poder salir a la calle y tiene claro que este año va a ser de transición.
¿Cuándo regresó?
La prueba en Nueva Zelanda era el pasado fin de semana y hoy (martes) al mediodía estaba prevista la llegada de mi vuelo de regreso, pero decidí volver una semana antes.  Empezaron a cerrar las piscinas y para estar allí prefería venirme cuanto antes y no quedarme allí encerrado porque empezaron a cortar los accesos en los aeropuertos internacionales. Mejor estar en casa.
Habitualmente vive en la CAR Joaquín Blume de Madrid, pero ahora está cerrado.
A primeros de marzo dijeron a todos los deportistas que se fueran a casa. Si no se puede entrenar, para qué vamos a estar allí encerrados en la habitación, así que estoy en mi casa de La Roda con la familia.
¿Cómo entrena un triatleta en su casa?
Pues no es fácil. Por suerte yo tenía rodillo para hacer bicicleta. Me puse a buscar para comprar una cinta para correr. Nunca la he usado, pero pienso que me será útil. Ha sido complicado encontrar y no sé lo que tardará el llegar. Hago bicicleta, un poco de gimnasio, fortalecer brazos con gomas o levantando garrafas, subo y bajo escaleras; uno exprime la imaginación para estar activo.
¿Para un deportista de elite este parón es nefasto para su programación?
Eso está claro, porque además uno se mueve mucho por motivación y objetivos y ahora mismo todas las competiciones se van posponiendo, hasta los Juegos Olímpicos. Uno intenta no pensar en un objetivo, solo en que pasen los días y hacer entrenamientos amenos. Si estás pensando en su estado de forma, en como debería estar y en cuando se volverá a competir esto será interminable. Hay que llevarlo de la mejor manera posible.
Ahora todo es una incógnita en cuanto a competiciones.
Así es. Yo creo que la menor manera de tomarse esto es como un año de transición, no solo en mi deporte, en todos en general, porque estamos igual. Unos podrán entrenar mejor, otros peor. Sólo se puede pensar en salud. Hablé con mi entrenador y la táctica que vamos a emplear es tratar de mantener un estado de forma lo más estable posible, adaptándonos a lo que tenemos. Confinado tiendes a coger peso porque no te mueves, así que debes cuidar mucho la dieta, porque si no a la vuelta te puedes lesionar con facilidad. Si se puede hacer bici, pues se hace, pero tampoco te puedes poner hacer burradas, porque esa no es la solución. Hacer sesiones de una hora bien hecha todos los días es mejor que gente que ves haciendo tres y cuatro horas de tirón. No puedes caer en la ansiedad por hacer cosas. Ahora acabo de encontrar unas raquetas de playa en casa y voy a usarlas contra una pared a modo de calentamiento. Hay que ir buscando trucos para hacer cosas y que sean amenas. Así me lo tomo yo. Hoy está lloviendo en La Roda y no puedo salir al patio, pero es lo que hago. Estamos muy limitados y es mejor tomarlo con filosofía que no tener la ansiedad por hacer muchas cosas.

 

(Más información en la edición impresa)