scorecardresearch
Editorial

El transporte público también se fomenta con mejoras

-

Los usuarios del transporte urbano sumaron casi dos millones de viajes entre enero y junio del presente año en la capital albacetense, mientras que en el mismo periodo de 2021 se registraron 1.549.679, lo que supone un aumento del 23,66%, mientras que, únicamente en el pasado mes, se contabilizaron 305.194 viajes en el autobús urbano, lo que supone un incremento del 15,51% respecto al mismo mes de 2021. Es evidente un aumento en el uso del transporte público, motivado por distintas razones, como pueden ser los efectos de la guerra de Ucrania, con una notable subida del precio de los combustibles, que hace que más de un usuario se cuestione el uso del vehículo propio, y la concienciación por parte de los ciudadanos en el capítulo de medio ambiente, en aras a una menor contaminación. 

Estas cifras de usuarios del transporte público en la ciudad son positivas, pero es posible mejorarlas y para ello es preciso llevar a cabo actuaciones que motiven a los ciudadanos. En esta línea se encuentran las medidas anunciadas ayer por José González, concejal de Movilidad Urbana, siendo una de las más destacadas que se aplicarán descuentos del 50% en el coste de todos los bonos multiviaje desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de este año. Las tarifas de los bonos experimentarán un descenso merced a una ayuda del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, con el compromiso de que las entidades locales que se acogieran implantasen una reducción del precio de los abonos de transporte y títulos multiviajes, excluido billete de ida y vuelta, en un porcentaje no inferior a un 30%. En el caso albacetense, la decisión es aplicar un descuento del 50% en todos los bonos del servicio de transporte urbano, asumiendo el Consistorio el coste adicional del 20 por ciento sobre el mínimo del 30 por ciento que inicialmente subvenciona el Ministerio.

Además de la cuestión económica, muy importante en estos tiempos, también es preciso tener en cuenta la evolución de la ciudad y las necesidades de los vecinos si se quiere fomentar el transporte público y, en este sentido, también llegarán mejoras en cuanto a nuevas líneas, como la H o circular inversa, con 24 paradas y una frecuencia de unos 20 minutos, o modificaciones y ampliaciones en las ya existentes. 

Todas estas novedades se pondrán en marcha a partir del 19 de septiembre, fecha en la que entra en vigor el horario de invierno en el transporte urbano, y hasta finales de año será un buen momento para comprobar la aceptación por parte de los ciudadanos y si se refleja en un aumento de usuarios, con sus correspondientes beneficios tanto en la parcela económica como en la medioambiental.