scorecardresearch

Los retos de las empresas líderes

Spc - Europa press
-

Las grandes compañías invierten en transición ecológica, tecnología y digitalización como el gran desafío para potenciar su crecimiento

Los retos de las empresas líderes

Si algo caracteriza a una empresa es la constante búsqueda de oportunidades de negocio y, sobre todo, su afán de superación para marcar su liderazgo en un mercado globalizado y cada día más competitivo.

En este marco, Endesa, Grupo Red Eléctrica, AENA, GSK y AWS Iberia han apostado por la transición ecológica, digital y tecnológica como la gran «oportunidad» para crear un círculo de crecimiento, asentado en un papel «preponderante» de sostenibilidad.

En el encuentro Desarrollo Sostenible y Oportunidades de los Territorios, el director general de Relaciones Institucionales y Regulación de Endesa, José Casas, subrayó el compromiso adoptado por su compañía para ser una empresa libre de emisiones en 2040, renunciando así por completo en ese horizonte al negocio del gas natural.

Casas sostuvo que esta década, hasta el 2030, será «la de la electrificación», para lo que se hará necesario «invertir en fuentes renovables, cerrar lo que contamine y fomentar esa electrificación». «Y para lo que no podamos hacer con electricidad deberemos hacerlo con renovables o hidrógeno», añadió.

Además, señaló que esta transición energética representa un ciclo inversor «muy fuerte», aunque destacó que «no se va a hacer sin sobresaltos», como el incremento de precios de la electricidad que se esta viviendo en los últimos tiempos debido a la subida en la tarifa del gas natural y de los derechos de CO2. 

Por su parte, la presidenta del Grupo Red Eléctrica, Beatriz Corredor, manifestó que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) representa una herramienta para «el crecimiento, la inclusión y la sostenibilidad». «La transición energética y digital no se puede hacer sin las redes, dando la posibilidad de mejorar la potencia de renovables o la transformación digital de la fibra oscura y llevar a los desarrollos no urbanos la alta velocidad».

Por su parte, la presidenta de GSK, Cristina Henríquez de Luna, puntualizó que objetivos como el crecimiento, la inclusión y la sostenibilidad no son «incompatibles» y están «íntimamente ligados».

«Son conceptos totalmente ligados y van de la mano a futuro», subrayó la presidenta de GSK, quien explicó, además, que en los últimos años se ha producido un «cambio radical» en la percepción de la sociedad en este sentido. 

«Las compañías tenemos una oportunidad enorme de cambiar y diseñar estrategias de sostenibilidad totalmente alineadas con nuestros objetivos de negocio lideradas desde lo más arriba y coordinadas con todos los departamentos y áreas», declaró Henríquez.

Beneficios

La presidenta de GSK insistió en que todas las compañías tienen la obligación «de ir hacia adelante y liderar una transformación que puede traer enormes beneficios para países como España».

Por último, el director general de AWS Iberia, Miguel Álava, avanzó que «tenemos la oportunidad de ver la tecnología como una oportunidad para que todo el mundo ahora mismo, independientemente del presupuesto, sea capaz de poner en marcha una infraestructura tecnológica en cualquier lugar del mundo que pueda dar esa innovación y esa agilidad», afirmó Álava, quien añadió, además, que «hay que ver la tecnología como un factor de igualdad» y de impulso al crecimiento económico.

«Esa capacidad de ser capaces de competir a cualquier escala y en todos los niveles nos lo da la tecnología», concluyó el director general de AWS Iberia.

Asimismo, el presidente y consejero delegado de AENA, Maurici Lucena, apuntó que la sostenibilidad y la transición ecológica tendrán un coste y hay que lograr que se inserte dentro de ese círculo de crecimiento, inclusión y sostenibilidad de desarrollo al futuro.

«Necesitamos crecimiento económico para ser más inclusivos y, además, desde la perspectiva de la sostenibilidad porque, para llegar a 2050 con emisiones cero, hay que asumir que esto no ha ocurrido nunca en la historia de la humanidad. Necesitaremos unos volúmenes monumentales de inversiones y, para ello, tendremos que crecer», concretó Lucena. 

Además, según indicó el ejecutivo, existe otro elemento «imprescindible» para la transición ecológica, que es la necesidad de «desencadenar» muchas innovaciones «radicales» que representen «puntos de ruptura tecnológicos» en los distintos ámbitos de la tecnología y «eso solo se consigue con crecimiento económico».

En concreto, explicó que el sector del transporte aéreo es de los que tienen la descarbonización más difícil, porque los ciclos de inversión son «larguísimos» y las exigencias en materia de seguridad son «realmente impresionantes».

No obstante, avanzó que los aeropuertos lo tienen más fácil y, en  este sentido, confirmó que AENA invertirá hasta 2026 un total de 350 millones de euros en placas fotovoltaicas en 14 de sus 46 aeropuertos, lo que supone más de 700 hectáreas.