scorecardresearch

La Junta prolonga la campaña contra la violencia de género

Redacción
-

La directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, explicó en Alpera que el objetivo es «sensibilizar de manera participativa sobre las agresiones sexuales»

Pilar Callado visitó junto a los responsables municipales de Alpera el puesto informativo instalado en ese municipio. - Foto: JCCM

El Gobierno de Castilla-La Mancha retoma la campaña de concienciación Igualdad es No Violencia frente a la violencia de género y la violencia sexual que recorrerá a lo largo de este verano las fiestas y eventos populares de 40 municipios de la región, ocho por provincia, después de dos años, y tras la pandemia.

La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Pilar Callado, visitó, junto a la alcaldesa de Alpera, Isabel Iniesta, el pabellón informativo situado en la localidad albacetense donde ha explicado que el objetivo del Gobierno regional con esta iniciativa es «sensibilizar de manera participativa sobre la violencia de género y, en concreto, sobre las agresiones sexuales como una forma de violencia machista, a la vez que se promueven comportamientos y actitudes que impulsen las relaciones igualitarias"»

El Gobierno regional, a través del Instituto de la Mujer, puso en marcha esta acción en el verano de 2016 y, desde entonces, se ha venido manteniendo año tras año. Durante los pasados 2020 y 2021 y ante la suspensión de las fiestas y eventos populares por la pandemia, la campaña se desarrolló en los hogares de protección a la infancia de la Junta de Comunidades.

«Este año y ante la normalización de la situación sanitaria, Igualdad es No Violencia, que se incluye en la campaña del Gobierno regional Sin un Sí, es No, vuelve a las calles y fiestas de nuestra región, y es que en un contexto como el actual, las instituciones y en este caso, el Gobierno de Castilla-La Mancha, debemos seguir insistiendo y trabajando en la sensibilización y concienciación acerca de las conductas que generan violencia de género y violencia sexual, pues éste sigue siendo uno de los tipos de violencia de género más silenciados y menos visibles», explicaba Pilar Callado. Además, la directora ha puesto el foco en que las cifras de las que se dispone actualmente indican que en el año 2021 se produjo en nuestro país una denuncia por violación cada cuatro horas y, sin embargo, únicamente se denuncian un 11% de las mismas, «de ahí la necesidad de seguir concienciando en este sentido, para que las mujeres víctimas encuentren el reconocimiento, la confianza y la protección necesaria en las instituciones y aflore toda la violencia sexual que todavía permanece oculta».

En cuanto a los casos de denuncias por pinchazos en Castilla-La Mancha, la directora del Instituto de la Mujer aclaró que, según datos de la Delegación del Gobierno en la región, en estos momentos existen cinco denuncias y que en ninguno de los casos se ha detectado ni agresiones sexuales ni restos de droga; sin embargo, ha insistido en que estos pinchazos, aunque sean «bromas macabras», son agresiones y están penadas, independientemente de que se inocule droga o no o de que se produzca una agresión sexual.