scorecardresearch

Diputación y Zincaman buscan llevar industria al medio rural

Redacción
-

El presidente de la institución provincial albacetense, Santiago Cabañero, presentó un proyecto de colaboración con la asociación regional en el Congreso Nacional de Áreas Empresariales

Mesa redonda en la que participó Santiago Cabañero. - Foto: D.A.

El presidente de la Diputación de Albacete ha participado en el quinto Congreso Nacional de Áreas Empresariales que la Confederación Española de Áreas Empresariales (Cedaes) ha celebrado, este jueves y viernes, en el Teatro Auditorio Agüimes, Gran Canaria, convirtiéndose en uno de los eventos más importantes a nivel estatal en la gestión de espacios productivos, compartiendo conocimientos, experiencias, casos de éxito, nuevas estrategias y soluciones ante problemas comunes, mediante la visión de múltiples expertos en la gestión de zonas industriales.

Según detalla una nota de prensa, Santiago Cabañero ha intervenido en la Mesa Redonda que, con Diego Romá (gerente de Cedaes) como moderador, ha abordado la temática de 'La industria desde las instituciones supramunicipales', junto a Minerva Alonso Santana (consejera de Industria, Comercio y Artesanía del Cabildo de Gran Canaria), Roger Pumares Canceller (director del Servicio de Tejido Productivo de la Diputación de Barcelona) y Rafael Climent González (conseller de Economia Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana).

Y es que el de la Diputación de Albacete es un ejemplo de cómo una administración a priori sin competencias directas en la materia, se ha implicado en impulsar, de la mano de Zincaman (la Asociación regional de Zonas Industriales de Castilla-La Mancha): Prodizipa, una iniciativa pionera orientada a realizar un necesario y exhaustivo 'trabajo de campo' que facilite la dinamización industrial en el medio rural y que sea "una herramienta muy útil" para esas administraciones superiores que sí tienen capacidad de gestión en este ámbito.

Así, Cabañero ha explicado la forma y el fondo de ese 'Proyecto de Dinamización de las Zonas Industriales de la Provincia de Albacete' que la Diputación y Zincaman implementan en dos fases: una primera, basada en la elaboración de un mapa de suelo industrial, censo y diagnóstico de los polígonos y áreas industriales, que permitan crear una ficha técnica de cada zona para facilitar la instalación de nuevas empresas y la consolidación y crecimiento de las que ya tengan. Y una segunda, "determinante" para Cabañero, que se basa en el asesoramiento personalizado y especializado a los Ayuntamientos (con especial atención a los que cuentan con menos recursos) en materia de dinamización y de mejora del polígono o de la zona industrial de su territorio.

El presidente ha explicado que ésta es una iniciativa pionera en C-LM y en España. Y es que, si bien en Sevilla y en Córdoba hay algo similar en lo que respecta a la elaboración de un censo, no abordan esa faceta de la dinamización que sí es primordial en la filosofía del proyecto que comparten la Diputación de Albacete y Zincaman y que está siendo un modelo de trabajo atractivo que otros territorios ya tienen mucho interés en replicar.

Y es que ese 'trabajo de campo' es importante para fijar unas bases sólidas sobre las que avanzar en "la promoción, la mejora y la dinamización de polígonos y áreas industriales en el medio rural y, por ende, en el desarrollo económico en la 'primera escala': los pueblos…", ha afirmado Cabañero.

Partiendo de que las más de 6.000 áreas industriales que hay en toda España ocupan menos de un 1% del territorio pero generan más del 50% del PIB nacional, el presidente ha insistido en lo vital de trabajar desde la colaboración para hacerlas referentes perfectamente preparadas para ser 'punta de lanza' en los grandes retos, tanto económicos como sociales, que se plantean.

Insistiendo en que estas zonas son 'el corazón productivo' y 'el sistema circulatorio' que 'riega' de riqueza y de oportunidades los entornos donde se enclavan, ha llamado a no olvidar que también tienen una enorme influencia sobre muchas cuestiones del día a día de la población donde se ubican (transporte, movilidad, contaminación, niveles de riqueza, tiempos de vida, etc.).

Y, para ser eficaces a la hora de trabajar en estas cuestiones, Cabañero ha subrayado que es básico disponer de ese 'mapa' que muestre la fotografía real de lo que se dispone para, después, saber cómo "potenciarlo y optimizarlo" en beneficio de las localidades y de la población. "Mapa,- ha incidido-, 'a escala', porque no todas son enormes áreas ni grandes polígonos, ni pueden ni deben serlo, de hecho…", ha dicho, insistiendo en su idea de que "no es sostenible ni productivo un gran polígono en cada pueblo" y en que hay que trabajar (por ejemplo, en materia de legislación urbanística) para facilitar que haya industria en los municipios y que determinadas actividades productivas puedan establecerse en ellos aunque no tengan suelo industrial.

"Esto es fundamental para vertebrar verdaderamente el territorio y para que los pueblos, hasta las pequeñas localidades, se puedan 'industrializar' de alguna forma desde aquello en lo que tengan potencial" ha resaltado, llamando a "no cometer los mismos errores del pasado" en este sentido.

Concretando en la provincia de Albacete, el presidente ha señalado sus más de 45 zonas industriales censadas: algunas muy desarrolladas; otras, por desarrollar; y otras que, aunque desarrolladas, precisan de herramientas, experiencia y consejo especializado para relanzarse, ha explicado, insistiendo por eso en que "este trabajo de inventariado y de clasificación de cada zona según su funcionalidad es muy interesante para facilitar que verdaderamente atraiga la instalación de nuevas empresas y consolide (y ayude a crecer) las que ya hay; sólo así podremos ofrecer más suelo industrial de calidad y creceremos de forma más sostenible, lógica, eficiente y eficaz".

Cabañero ha incidido en que hay un tejido productivo moderno, fuerte, competitivo y sostenible, que hay que facilitar que pueda asentarse, con garantías de éxito, en el mayor número posible de municipios del medio rural: "En esa 'España de las oportunidades' que me empeño a poner en valor dejando atrás esa faceta más de 'España olvidada', o sobre la que se ha trabajado de manera nada eficaz, sin tener en cuenta sus especificidades y singularidades...", ha reflexionado.

Su receta es clara: "Favorecer la generación de riqueza y empleo en el mundo rural, fija población y abre nuevas oportunidades". Por eso ha animado a seguir coordinándose y sumando esfuerzos para hacerlo posible porque "nada, pero muy especialmente el desarrollo industrial, se puede lograr si cada administración actúa por su cuenta o si lo hacemos sin la participación de la colaboración privada" ha concluido, reiterando lo valioso que es tener a Zincaman como "compañera en este camino que tanto tiene de futuro, de progreso y de revitalización de ese medio rural en el que se forma buena parte del 'músculo' de este país".