Editorial

El Gobierno central vuelve a ralentizar las obras de la A-32

-

La presentación del borrador de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 volvió a dar sorpresas a la provincia de Albacete, y no precisamente halagüeñas. Entre las inversiones que prevé el Ejecutivo central para esta tierra, la autovía A-32, entre la capital y la localidad jienense de Linares, volvió a salir mal parada en su parte albacetense. Mientras que en la provincia de Jaén los tramos siguen a buen ritmo y con una inversión de más de 50 millones de euros para el próximo año, en Albacete se destinan algo más de 23 millones para concluir los trabajos de la Circunvalación Sur de la ciudad, pero partidas testimoniales en el resto de tramos hasta enlazar con la parte andaluza. De nuevo, esta autovía vuelve a quedar en el sueño de los justos, un año más.
La autovía A-32 es una reivindicación, ya histórica, de las provincias de Jaén y Albacete, que no sólo incumbe a estos dos territorios concretos, sino que es una vía de alta velocidad estratégica para todo el sur y sureste español. Sin embargo, los últimos gobiernos, sin importar el color de los mismos, ralentizaron las obras de construcción de esta autovía y dieron prioridad a otras que, en algunos casos eran más secundarias. La clase política utilizó la A-32 como arma arrojadiza y, cuando unos u otros están fuera del poder, se dedican a utilizar a la población jienense y albacetense para echar leña al fuego por los retrasos acumulados, pero cuando están en el Gobierno, si te he visto no me acuerdo.
Ya es hora de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tome en consideración las reivindicaciones del tejido empresarial de Jaén yAlbacete, que pide a gritos la apertura de esta infraestructura. Todo lo que sea retrasar el ritmo de las obras, es engañar a la población y condenar al ostracismo a unas comarcas donde la despoblación se ceba cada vez más. La autovía sería un estímulo y un rayo de esperanza para un puñado de emprendedores que luchan denodadamente contra los elementos para sacar a flote sus negocios.
La clase política debe estar para hacer más fácil la vida de los ciudadanos, tanto a nivel personal como profesional, y no a jugar con ellos como si fueran el burro que persigue incansablemente la zanahoria que cuelga de un hilo de pescar sin llegar a alcanzarla nunca. La autovía a Linares debe ser una realidad cuando antes y ya se sabe que los tramos que faltan no se finalizarán en un año, pero hay que poner las bases para que las obras avancen y su apertura sea una realidad cuanto antes. Entonces sí tendrá sentido un puerto seco en Albacete, pero antes ¿para qué? No se puede empezar a construir la casa por el tejado...