scorecardresearch

La sequía y la subida de costes llevan al campo a un SOS

L.G.E.
-

Asaja denuncia que la subida de los costes de producción supera el 100% en casi todos los sectores y que el incremento del precio que recibe el agricultor es tres o cuatro veces menor

El secretario general de Asaja José María Fresneda y la vicepresidenta Blanca Corroto. - Foto: Ismael Herrero (EFE)

En varias ocasiones el secretario general y la vicepresidenta de Asaja de Castilla-La Mancha comentaron que no sabían si estaban consiguiendo trasladar la gravedad de la situación por la que pasa el campo. A los problemas que llevan años, sino décadas, arrastrando agricultores y ganaderos, ahora se suma que los costes de producción se han disparado y la sequía. «Vamos abocados a unos meses de otoño que nadie sabe qué va a pasar», señaló José María Fresneda, «yo creo que lo que puede pasar es que mucha gente se eche a las calles». 

El aumento de los costes de producción se está notando en el gasóleo, la electricidad, los piensos, los fertilizantes o los fitosanitarios.Prácticamente no hay ningún cultivo en el que no se hayan duplicado, superando el 100 por cien de incremento. Sin embargo, el precio que cobra el agricultor ha subido tres o cuatro veces menos.

Fresneda explicó que para una sandía los costes han subido un 180 por ciento, mientras que el precio que pagan al agricultor ha crecido un 75. En el melón los costes se han disparado un 138, pero el agricultor cobra un 42 por ciento más. En la leche de oveja manchega el coste ha subido hasta un 200 por ciento, mientras que el precio de recogida es solo un 31 por ciento. Incluso asegura que el precio de cereales, proteaginosas y oleaginosas ha bajado, mientras que los costes han aumentado un 116 por ciento. 

«Al resto de la cadena de valor no le va mal», señaló Fresneda, «la ley de la cadena no vale para nada y en época de crisis para menos». Aseguró que ni siquiera ha dado resultado la propuesta de plantar girasol en terrenos sin cultivar ante la guerra de Ucrania. «No se ha sembrado más porque hay una caza mayor y caza menor atentando», asegura refiriéndose a los daños que producen las especies cinegéticas. Lamenta que en Castilla-La Mancha no se declare la emergencia energética para caza mayor. «Se lo están todavía pensando, que un corzo vale más que una explotación de girasol o de otro tipo de agricultura», criticó.

Blanca Corroto aseguró que el olivar o la ganadería están lanzando un S.O.S. En la ganadería señala que con el bovino hay ganaderos que llevan sacrificadas el 40 por ciento de sus cabezas este verano. «Entre que no tienen agua, no tienen pasto, no tienen ni para darle de comer ni de beber, las charcas y arroyos que había en las fincas se están quedando secos», avisa, «está llevando agua con cisterna el que puede, pero a euro y medio el gasóleo ¿quién lo soporta?». 

Por eso vaticinan que van a salir muchos agricultores y ganaderos a protestar. «Cuando la gente salga a la calle por desesperación, nosotros no lo vamos a frenar», avisa Fresneda.