scorecardresearch

«Vamos a apostar por las renovables y ayudas a familias»

D. M. / Hilario L. Muñoz
-

Sanidad, economía, política nacional y regional, Fernández realiza un análisis de la actualidad de las últimas semanas y muestra su preocupación ante un suceso tan grave como ha sido la agresión sexual ocurrida en el municipio de Igualada

«Vamos a apostar por las renovables y ayudas a familias» - Foto: Fotos: Rueda Villaverde

Los datos de la EPA, del paro y el anuncio del presidente de que un buen número de empresas de solicitar ayudas para convertir empleos temporales en fijo, ¿son señales de que lo peor ha pasado?

Cree que sí, porque la crisis sanitaria, en su fase más aguda, con todos los indicadores dicen que ya ha pasado. Ahora estamos en la fase de recuperación económica y los indicadores son positivos. A nosotros nos tranquiliza un intangible que son las ganas que se ven en la calle. Esto se traduce necesariamente en dinamismo en la economía y, en buena medida, explica los buenos datos en el sector turístico y en la hostelería a lo largo de este verano. Más allá de eso, la economía responde muy bien y el sector logístico, el industrial y las exportaciones están volviendo a ser dinámicas y a remontar porque hay más demanda y mayor consumo. También hay nubarrones en el horizonte como es el precio del combustible y de la energía, esta casi crisis energética que se presume este invierno. Nuestro planteamiento es el mismo de siempre: apoyar al sector productivo.

En este sentido, ¿es más partidaria de derogar la reforma laboral o solo de maquillarla?

«Vamos a apostar por las renovables y ayudas a familias»«Vamos a apostar por las renovables y ayudas a familias» - Foto: Fotos: Rueda Villaverde

No comparto ni la palabra derogación, porque técnicamente no es viable, ni el término maquillaje, porque no estamos hablando de eso. Cuando se ha hablado de la derogación de la reforma laboral se pretendía decir una reforma en profundidad o un marco distinto. Derogar la reforma laboral se puede entender en el lenguaje coloquial porque en el marco jurídico no se entiende, sería derogar una ley o derogar lo que reformó esa ley en concreto y dejaría espacios en blancos en la legislación laboral y eso es inasumible. Lo que hay que hacer es una reforma en profundidad de los espacios más lesivos de la legislación que afecta a las trabajadoras y los trabajadores y adaptar el marco laboral a las necesidades del siglo XXI: sabiendo que la flexibilidad forma parte de las necesidades que hoy tiene el mercado de trabajo y también dignificar el trabajo.

¿Qué puede hacer Castilla-La Mancha ante la crisis energética?

Lo que estamos haciendo desde hace tiempo y con los fondos europeos todavía se va a notar más, que es apostar por las renovables y la investigación, en la línea de una economía más verde y sostenible. Además hay que ir hacia una autonomía energética. Castilla-La Mancha hace una apuesta desde hace años por las energías renovables y, en este momento, tenemos más potencia instalada de la que podríamos consumir. Lo que vamos a hacer es seguir apostando por las renovables y por las ayudas a familias, empresas y particulares para mejorar la eficiencia energética y el autoconsumo.

«Vamos a apostar por las renovables y ayudas a familias»«Vamos a apostar por las renovables y ayudas a familias» - Foto: Fotos: Rueda Villaverde

Una financiación autonómica más equilibrada y justa está siendo el caballo de batalla del presidente. ¿Hasta dónde está dispuesta a llegar Castilla-La Mancha?

Castilla-La Mancha no va a engañar a la ciudadanía y si estamos conformes y de acuerdo con la financiación autonómica lo diremos y si no estamos de acuerdo también lo diremos. No queremos más trozo del pastel o de la tarta que el resto, sino que se haga una reflexión diferente a la que se ha hecho hasta ahora. Hay un país heterogéneo con una buena parte de la población que vive en grandes ciudades, otra parte que vive en ciudades intermedias o pueblos grandes y otra parte de la población, nada desdeñable, que vive en las zonas rurales. Hay un fenómeno de envejecimiento que todas las fuerzas políticas y territorios quieren parar. Además todos decimos que defienden la igualdad de oportunidades y eso pasa por hacer un modelo de servicios públicos. Si queremos un hospital, pues vamos a diseñar a cuántos kilómetros o a cuánto tiempo de distancia y de recorrido; a cuánto un centro de salud; a cuánto una escuela. Hay que hacer un marco general que nos permita dar servicios homologables a toda la ciudadanía.

¿Está satisfecha con los presupuestos generales para la región?

Nunca se puede decir que estemos satisfechos al 100% porque nos gustaría ver colmadas las aspiraciones en materia de infraestructuras que llevan paralizadas tanto tiempo, primero por la decisión del Gobierno de Rajoy de no invertir durante siete años, prácticamente, en Castilla-La Mancha y posterior por no tener presupuestos y luego por la pandemia. Sí que creo que se han desatascado algunos asuntos que son claves como la tubería manchega o la polémica en relación con la A-43, ya que se ha avanzado en determinados intereses que defendemos en la región.

En materia de infraestructuras se reunió la pasada semana el presidente de Castilla-La Mancha con la ministra de Transportes. ¿Se ha avanzado en cuanto a la A-43 o en el AVE a Talavera?

El AVE está muy avanzado y hay verdadera voluntad por llevar el AVE a Talavera. Es verdad que se han hecho estudios técnicos y hay determinadas dificultades, pero hay una voluntad política que esperamos que se cumpla, un anhelo que es razonable y justo, ya que el AVE por Talavera es la conexión de Extremadura con Madrid. Respecto a la A-43, el secretario de Estado le dijo al alcalde de Puertollano que no renunciaba a la opción Sur, que es la que defendemos, tampoco nos han dicho que sea la opción sur la decisión final del Gobierno. Estamos mucho más tranquilos que cuando vimos aparecer en la prensa aquella carta del director general, con nocturnidad y alevosía, renunciando tanto a la opción norte como a la sur.

Como responsable de Igualdad, ¿cómo recibe noticias como la violación de una menor en Igualada?

A cualquier persona con un mínimo de corazón que le pueda preguntar se queda sin palabras. En redes dije que me quedaba sin palabras y luego pude escribirle una carta abierta con todo el corazón, pensando en que podría ser mi hija o yo con 16 años. Yo le pediría a la sociedad que nunca cuestione a las víctimas de agresiones sexuales y no quiero decir con esto que se rompa el principio de presunción de inocencia, porque son cosas distintas. Habitualmente tenemos la fea costumbre, como sociedad, de cuestionar por qué estaba allí en ese momento y a esas horas, si su minifalda era muy corta, si estaba borracha o dejaba de estarlo. Yo le digo que tiene todo el apoyo de la gente de bien de España, que creo que es la inmensa mayoría, a su familia también y si hay algún energúmeno que se atreva a decir alguna barbaridad en redes sociales son una minoría

Está habiendo un repunte de la violencia contra las mujeres, y ya hay organismos que apuntan a un incremento. ¿Se denuncia más o es hay más violencia?

En la macroencuesta de violencia que hizo el Ministerio el año pasado los datos eran escandalosos. Cuando se le pregunta a una mujer en privado si ha sufrido algún tipo de violación o de abuso prácticamente seis de cada diez dicen que sí. Es un dato escalofriante. No estoy segura de que haya un incremento de agresiones sexuales, no creo que haya datos empíricos para demostrar esto ni recorrido suficiente, sí que creo que hay un mayor número de denuncias. Pese a que hay reacciones machistas o que cuestionan a la víctima, la sociedad es cada vez más sana y más limpia y se pone del lado de la víctima y del sentido común. Sí que se han puesto de moda determinadas prácticas que estamos viendo: utilizar determinadas drogas para anular la voluntad de las víctimas o los ataques en manada. Hay un fenómeno nuevo y que enlazo con el consumo de pornografía por parte de niños y a edades tempranas. A través de las redes sociales y tablets hay estudios que demuestran que el primer contacto es a los ocho años y que hay un consumo recurrente a partir de los 11 ó 12 años. Son edades muy tempranas en las que se está conformando la personalidad y construyendo el sistema de valores de una persona.

La pandemia parece estabilizada, pero viendo lo que está pasando en otros países, ¿cree que se va a poder eliminar la mascarilla en febrero?

Me parece que debe ser el Consejo Interterritorial de Salud el que decida estas cuestiones. A todos nos gustaría quitarnos la mascarilla y es evidente que nos las quitamos mucho más que antes, sin que haya un incremento de casos. Con todo, creo que hay que esperar unas semanas más para ver cómo evoluciona y que sea el Consejo el que lo decida. La mascarilla es un mal menor si se compara con todo lo que hemos pasado estos 20 meses de atrás.

¿La región va a tener que cambiar o adaptar algún aspecto con la nueva ley de vivienda del Gobierno? ¿Se aplicará a algún municipio?

La Ley de Vivienda está pensada para grandes ciudades, para los centros más pensionados desde el punto de vista de la especulación del alquiler como Madrid o Barcelona. Esto en Castilla-La Mancha no pasa. Somos de las comunidades autónomas donde pagar el alquiler es más barato, sin que esto no implique que no sea un problema para las familias. Yo no critico la ley porque es un instrumento en manos de ayuntamientos y de comunidades para hacer algo que sea eficaz, pero no responde a nuestras necesidades. En este momento, Castilla-La Mancha está apostando por una política de ayudas a las personas que tienen problemas al pagar el alquiler. Este verano resolvimos favorablemente todas las ayudas para personas jóvenes, porque ampliamos el presupuesto, y también con las víctimas de violencia de género lo hemos hecho de la misma manera. Lo que sí nos preocupa es la ocupación. No se puede tener un discurso demagogo y decir que actuar contra la ocupación es una política de derechas, porque proteger la propiedad privada es simplemente protegerla. Sabemos que hay barrios que se están convirtiendo en conflictivos porque hay bloques enteros de pisos que se han ocupando y se subarrienda, convirtiendo la ocupación en un negocio en manos de mafias donde hay tráfico de drogas y otras cuestiones.

El Congreso regional del PSOE se celebró entre un clima de unidad y está claro que García-Page será el candidato. Sin embargo hay otros valores de futuro, como la ministra portavoz Isabel Rodríguez a la que se le coloca ya como relevo natural.

Cuando Pedro Sánchez toma la decisión de cambiar su Gobierno fue para lanzar un mensaje general a la ciudadanía: 'vuelve el PSOE'. No es que el PSOE se hubiera ido, pero es verdad que hubo un debate muy profundo y que dividió mucho al PSOE por escorarse a la izquierda. Lo que se ha querido dar es un mensaje de unidad, diciendo que somos los de siempre, los socialdemócratas que trajimos la educación pública, la sanidad pública, el sistema de la dependencia… Lo que ha hecho además incorporando a Isabel Rodríguez y a otros valores territoriales, jóvenes y con mucho camino por recorrer, es rejuvenecer el Gobierno, pero con 'patas negras' del partido. Esto ha sido interpretado muy positivamente en el Gobierno de Castilla-La Mancha, muy positivamente por el presidente que no solo ve un valor político de futuro en Isabel Rodríguez, sino de presente, y siempre lo ha visto, sino que además ve que ha sido un movimiento acertado en clave nacional al llevar al partido a la centralidad política.

Esta semana se celebra el Congreso regional del PP. ¿Qué valoración hace de Paco Núñez estos años y de su aspiración a ser líder del PP?

Núñez no está preparado para ser presidente de Castilla-La Mancha. Un político no puede cambiar de posición según sople el viento y no puede pasar de acusar a García-Page de ser el culpable de las muertes en la primera ola a acusar al Gobierno de ser el culpable de la ruina de la hostelería en la tercera. El Gobierno de García-Page ha hecho lo que ha podido y según el conocimiento del virus que había en ese momento y de las posibilidades que había. Mientras el Gobierno no dormía, el señor Núñez lo que ha hecho es desgastar al Gobierno.

García-Page ha manifestado o dejado entender que quiere dar un paso más allá, a la política nacional.

Él no ha manifestado eso. Sí que tiene un perfil nacional, lo es aunque sea como presidente de una comunidad autónoma. El hecho de tener un presidente que pinta es bueno para la región y no se olvide que defendemos unos intereses legítimos, porque son los intereses de nuestra tierra como la lucha de la despoblación o la defensa del Tajo. Él ha buscado que Castilla-La Mancha tenga peso y lo ha encontrado. Por eso, cada vez que me preguntan quién es el relevo de GarcíaPage, mi respuesta es García-Page.

¿No teme a las encuestas?

La política nacional siempre influye, pero el PSOE de Castilla-La Mancha tiene su propia marca. Si e analizan los resultados electorales de europeas o nacionales, en la región el PSOE obtiene un menor apoyo que en las municipales y autonómicas. Tenemos un enorme valor en el presidente, creo que tiene muy bien cogido el pulso de la región y, sobre todo, expresa con claridad su compromiso con Castilla-La Mancha y sus necesidades. Para él nuestra tierra está por encima de nuestras siglas, creo que eso la gente lo sabe y es de un enorme valor. Por eso creo que teniéndolo a él, jugamos con ventaja.