scorecardresearch

Fallece el naturalista tobarreño Antonio Manzanares Palarea

Antonio Díaz
-

El fotógrafo, autor de más de 20 libros, compartió el amor por la fauna con amigos como Félix Rodríguez de la Fuente o Miguel de la Quadra-Salcedo, con quien compartió la Ruta Quetzal

Imagen de uno de sus viajes a Panamá. - Foto: Antonio Manzanares

El fotógrafo y naturalista tobarreño Antonio Manzanares Palarea falleció el lunes en Albacete, a los 74 años de edad. Auténtica referencia para varias generaciones de artistas de la fotografía y escritores, el albacetense era un gran aventurero y recorrió el mundo, en ocasiones junto a amigos como Félix Rodríguez de la Fuente o Miguel de la Quadra-Salcedo, recogiendo un legado que llevó a numerosas exposiciones y publicaciones. 

Su hermano Mariano, que acompañó a Antonio en muchos  viajes y expediciones, indicó a La Tribuna de Albacete que el entierro se llevó a cabo en Tobarra, ayer a las 19,30 horas.

 Mariano Manzanares confirmó que «Antonio estaba delicado, con diálisis varios años, pero  se encontraba bien, pero justo cuando le estaban haciendo la diálisis, se sintió mal, le dio un infarto y no lo pudieron reanimar».

Antonio Manzanares, subrayó su hermano, «era un enamorado de la naturaleza, una referencia en el mundo de la fotografía, el único español que tiene el premio Olympus Internacional y siempre ha abierto caminos en el tema de naturaleza y fotografía;un aventurero, el fotógrafo de la Ruta Quetzal, que recorrió todo el mundo».

A esta facetas, se suma también su interés por la defensa del patrimonio natural y la divulgación, «porque era una persona enamorada de la naturaleza y eso lo transmitía y desde luego, tiene muchísimas publicaciones y ahora mismo tenía varias cosas en proyecto y tenía mucha ilusión con un libro  que ya tenía terminado, solo faltaba editarlo, era una biografía familiar, desde que éramos niños, hasta ahora y la verdad es que es impresionante, la pena es que no lo ha visto editado».

Una figura universal. Juan Zamora, fotógrafo, excelente amigo de Antonio Manzanares Palarea, destacó que «estamos ante una figura universal, ha sido, es y será una referencia en la fotografía de la naturaleza a nivel internacional.  Una persona que ya desde niño mostró su amor por la fauna, lo que le llevó a trabajar con Félix Rodríguez de la Fuente, era íntimo amigo de Miguel de la Quadra-Salcedo, con quien realizaba la Ruta Quetzal, autor de muchísimos libros y, no olvidemos, pionero en el mundo de la cetrería, espeleología, buceo o la alta velocidad. Ha abierto muchas puertas y es referencia para los que amamos la naturaleza y, sobre todo, un gran amigo de más de 30 años, con muchas horas fotografiando juntos».

Una de sus hazañas, explicó Juan Zamora la hizo, «cuando cruzó, junto con un guía, la selva de Darién a machete, fotografiando, por cierto que también documentó fotográficamente la cópula de anacondas en Venezuela, lo que no se había hecho, pero también fue revolucionario en el tema de la fotografía de alta velocidad, por ejemplo de murciélagos en vuelo y un largo etcétera».

En cuando a sus publicaciones, destacó Juan Zamora, «son muchísimas y extraordinarias, más de 20 libros, muchos centrados en Castilla-La Mancha, pero además, era un gran coleccionista de libros de naturaleza, posiblemente tenía una de las mejores colecciones de España, desde el siglo XVIII a nuestros días».

Valoró Zamora que, además,  era un enamorado de su tierra, «por todo el mundo iba diciendo que era de Tobarra, de Albacete, y después en Tus, montó un Aula de la Naturaleza; bueno, ha sido una gran pérdida para todos».