scorecardresearch
Pedro J. García

Pedro J. García


Del papel al aceite

18/03/2022

El baño se convirtió desde el inicio de la pandemia del coronavirus es un espacio destacado de los hogares. Hace dos años, sin una explicación lógica todavía, el papel higiénico se convirtió en el producto más demandado por parte de los ciudadanos y, de la noche a la mañana, era casi imposible encontrarlo en los lineales de los centros comerciales. Como decía un amigo, acudías a comprar varias cosas y al final salías con varios paquetes de papel higiénico, muestra de una psicosis que llevó a que este producto se agotase durante un tiempo y a que a muchas familias les haya caducado en sus hogares, por difícil que les pueda parecer. 
Cuando la pandemia del coronavirus aflojó y parecía que la nueva normalidad se imponía llegó la invasión de Rusia a Ucrania y, en esta ocasión, no fue el papel higiénico, sino el aceite de girasol el que se convirtió en producto estrella. Nueva psicosis y a comprar de forma masiva este producto como si no hubiera un mañana y pasará como con el otro producto, que dentro de unos meses más de una familia lo ofrecerá cuando tenga una visita, porque será la única forma de darle salida de las casas.
Pasamos del papel higiénico al aceite de girasol y con nuestra neura lo único que conseguimos es generar desabastecimiento de un producto, encarecimiento del mismo y que quien de verdad lo necesite no lo pueda conseguir. Por cierto y por si les interesa, me indican que los bastoncillos de higiene personal comenzarán a escasear en breve.
Es broma y tranquilícense, como debieron hacer con el papel higiénico y con el aceite de girasol.