scorecardresearch

Las farmacias de CLM son desde hoy `Puntos Violeta´

Almudena Morales
-

Más de 1.200 farmacias de la región son desde hoy un "refugio" para las mujeres que se encuentren en situación de violencia. La Delegación del Gobierno y el Colegio de Farmacéuticos ha firmado hoy el protocolo de actuación.

Las farmacias de CLM son desde hoy `Puntos Violeta´ - Foto: Javier Pozo

Cualquier mujer que haya pasado por una situación de violencia de género o que esté inmersa en estos momentos, sabe que salir no es una tarea fácil. Requiere de la unión de muchos factores externos y de una capacidad psicológica para la que la situación, no te ha dejado preparada. Hay que contar con un apoyo conjunto y normalmente, con el acompañamiento de un amplio espectro de profesionales. Los llamados `Puntos Violeta´, que no son otra cosa que un lugar identificado y marcado como seguro para mujeres o familias en situación de violencia, son necesarios para afrontar esta lacra y las farmacias ocupan un eje central, sobre todo en las zonas rurales. 

Hoy, el delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca y el presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos regional, Francisco Izquierdo, han firmado el protocolo de Actuación de las farmacias de Castilla-La Mancha como `Puntos Violeta´ con el objetivo de crear una pauta común para poder detectar cuándo tenemos delante un caso, además de crear una sensibilización de la población en general. 

Ha insistido Francisco Izquierdo en la necesidad de crear pautas de prevención y erradicación de la violencia de género, siendo consciente de que "las farmacias, sobre todo las rurales, son un importante impulso para que las mujeres se atrevan a denunciar". Reconoce que se ha puesto de manifiesto "que somos refugio de pacientes y ciudadanos en general" por eso hay que crear una red de apoyo "cercana para poder garantizar el rechazo al maltrato".

A partir de hoy, 1.255 farmacias de Castilla-La Mancha pasan a ser centros preparados para la atención de estos casos. Aquellos centros que lo soliciten podrán recibir una formación para saber cómo tienen que actuar en caso de que una mujer maltratada necesite su atención. Insiste Izquierdo, en que el objetivo es "crear un entorno cercano, amable y que sirva de guía a las mujeres que lo sufran" o a terceras personas que sean cercanas a una mujer en situación de violencia. Y es que, la protección es algo que incluye al conjunto de la sociedad y los farmacéuticos "como profesional sanitario, no queremos quedarnos fuera". 

Por su parte, el delegado del gobierno, Francisco Tierraseca, ha puesto de manifiesto el importante reto al que se enfrenta la sociedad en general y las instituciones cuando hablamos de violencia de género, porque "nos planteamos constantemente cómo afrontar y cómo mejorar en esta lucha" reconoce. Ha recordado que se han pueesto muchas medidas en marcha, contando con la implicación de los ayuntamientos y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como instituciones educativas como la Universidad de Castilla-La Mancha, impartiendo charlas sobre igualdad de género y prevención de la violencia. Sin embargo, "en algunos casos no hemos llegado a tiempo de evitar la situación más grave, que es el asesinato de una mujer a manos de su pareja o ex pareja", lamenta. 

Solo en lo que llevamos de año, 12 mujeres han sido asesinadas por violencia machista en el conjunto del país, tres en Castilla-La Mancha, dos en la provincia de Toledo y una más en la provincia de Cuenca. Datos aportados por Tierraseca a los que se suman los 3.955 casos activos a día de hoy en nuestra región, casos con un especial seguimiento por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. 

Ha recordado que ya se firmó un convenio anterior con los taxistas, convirtiendo a los vehículos en un punto seguro para poder identificar una situación de vulnerabilidad y que el objetivo es "ampliar cada vez más los puntos de atención" para que lugares publicos y privados, como bares, tiendas o comercios, puedan servir también de guía. El objetivo, no es otro que hacer que el conjunto de la sociedad esté implicado en la lucha contra una violencia que ha matado a 1.138 mujeres desde 2003.