scorecardresearch

«Una sensación concreta, es fácil plasmarla»

Antonio Díaz
-

El ciclo Más Poesía III llevó a la sala de conferencias de la Casa de Cultura José Saramago a Mercedes Díaz Villarías, premio internacional de Poesía Barcarola. La autora de This Is Your Home Now comentó distintos aspectos de su intervención

Mercedes Díaz Villarías. - Foto: José Miguel Esparcia

El ciclo Más Poesía III llevó a la sala de conferencias de la Casa de Cultura José Saramago a Mercedes Díaz Villarías, premio internacional de Poesía Barcarola, entre otros. La autora de This Is Your Home Now comentó a La Tribuna de Albacete distintos aspectos de su intervención en este ciclo y sus proyectos literarios. 

Una charla que quedó pendiente por la pandemia.

Dos veces la ha interrumpido la pandemia, la última esta Navidad, así que a la tercera ha ido la vencida. 

¿Hizo un recorrido por su obra?

Así es, primero mostré ejemplos de escritores y escritoras  que a mí me han gustado y luego, hablé de mi obra en relación a esos autores, destacando lo que tienen en común, con un recorrido por todos los libros, con algún audiovisual también.  

¿Qué autores le gustan?

Últimamente lo que he hecho es relato corto, así que estoy muy enfocada en Lorrie Moore, Amy Hempel o Alice Munro, también españoles como   Sara Mesa y Andrea Abreu . Todo lo que es relato corto, incluso Salinger, me interesa bastante. 

¿Tienen puntos en común su obra poética y sus relatos?

Ahora mismo encuentro que son campos distintos. Desde luego hay unos temas que a mí me interesan especialmente, la facilidad relacional, el distanciamiento y ahora mismo también la madurez o la perspectiva de género, aunque no me gusta hablar en esos términos, como una etiqueta. Tienen en común el tono, siempre es un poco desvariado, no totalmente racional, diría. 

Reunió sus poemas en This is Your Home Now, un proyecto que, igualmente tendía puentes con otras artes.

Es mi manera de trabajar, los textos se han publicado como libro, en un desarrollo que implica, a veces fotografía, otras ilustración, pintura, vídeo, pero a la hora de publicar, el formato que había era libro, pero no me importa. En esta última fase, casi lo tengo más desligado, hago ilustración por un lado, fotografía o relatos por otro. Me resulta más cómodo cuando el impulso es el mismo, pero siempre lo hice así, cada uno tiene su modo de trabajar. 

¿Cuáles son los temas en los que se fija?

Los temas, se fijan ellos en mí. Son la familia, universal, la fuente principal de conflicto, con toda la gama de emociones que hay en la relación, no solo amorosa, afectiva en general, desde el enamoramiento al trauma. La gente vulnerable, la soledad y acompañando a eso, que me interesa mucho, los olores, colores, las plantas. 

¿Considera que es complicado llevar esas sensaciones a poesía o relato?

No. En poesía es más fácil porque en realidad trabajo casi automáticamente. Entonces una sensación concreta, es fácil plasmarla en un poema, e incluir el olor de las flores o el color de la pared, es bastante sencillo. En el relato me cuesta un poco más, quizá porque soy más novata, conlleva otro tipo de estructura,  no me cuesta, me ayuda. 

Está centrada en el relato, ¿también con el predominio de estos temas?

Me gusta el relato porque puede ser inconcluso, muy lento y en su mayoría intrascendental, lo cual es diferente. En cuanto a los temas, ahí está la crisis relacional, creo que la humanidad sigue siendo prehistórica y tiene, a día de hoy, una tecnología que casi le supera. Hay una crisis interna en el individuo sobre cómo se relaciona. Tiene un deseo muy primario, con una velocidad que a veces está provocada por las redes o dispositivos, que nos provoca como una grieta interna. 

Las relaciones se han vuelto, a la vez, muy exigentes y muy líquidas, eso me interesa mucho para los relatos que estoy haciendo.  

¿Para publicar en breve?

Me tomaré mi tiempo, verdaderamente publicar nunca ha sido mi objetivo. En realidad en mi cosmos vital, tengo familia, trabajo, y el primer objetivo es acabar, que no es pequeño, y después, seguramente buscaré editorial, pero va para largo.