scorecardresearch

Los sindicatos temen que 'Por Cuenca' se extienda a la región

Ana Martínez
-

Los presidentes de los comités de empresa de Renfe Operadora y ADIF, Eugenio Parreño y Gonzalo Aparicio, respectivamente, han destacado su temor a que el cierre del tren convencional en Cuenca sea el primer paso para cerrar la línea Albacete-Murcia

Eugenio Parreño y Gonzalo Aparicio, presidentes de los comités de empresa de Renfe y ADIF. - Foto: A. M.

Los presidentes de los comités de empresa de Renfe Operadora y ADIF, Eugenio Parreño y Gonzalo Aparicio, respectivamente, han destacado su temor a que el anunciado cierre de la línea de tren convencional entre Tarancón y Utiel, en la provincia de Cuenca, sea el primer paso de unas políticas encaminadas a desmantelar el ferrocarril convencional, y se han mostrado preocupados porque el siguiente trayecto afectado sea el que conecta Albacete con Murcia, pasando por Hellín y Cieza.

En rueda de prensa a las puertas de la estación de ferrocarril Vialia-Los Llanos, Parreño ha calificado de "atendado social" el proyecto 'Por Cuenca', que supone el cierre de la mencionada línea convencional y "deja a Cuenca sin ferrocarril", a pesar de que se trata de una provincia "con un alto riesgo de despoblación". Además, ha tachado de "atentado ambiental" la decisión del Ministerio de Transportes de eliminar un "ferrocarril sostenible" para sustituirlo por la carretera, "que aumenta la emisión de gases de efecto invernadero", ha subrayado.

Desde el comité de empresa de Renfe Operadora se ha solicitado que el Ministerio de Transporte, administración competente, garantice el ferrocarril convencional en la provincia de Cuenca y lo adecúe a la demanda de sus pasajeros. "El ferrocarril en Cuenca lleva abandonado mucho tiempo, no ha habido inversiones, se ha ido deteriorando y perdiendo viajeros; lo han dejado morir poco a poco y ahora no nos vale que nos digan que no hay demanda", ha denunciado Parreño.

Por su parte, Gonzalo Aparicio ha considerado que la línea Tarancón-Utiel es "compatible" con el servicio de autobús para las poblaciones por donde no pasa el tren y ha calculado que al menos 35 trabajadores de la estación Fernando Zóbel de Cuenca se podrían ver perjudicados por esta decisión.

Finalmente, el presidente del comité de empresa de ADIF en Albacete ha alertado de que este cierre es "síntoma" de que puede ir aplicándose en otras líneas, como la convencional de Murcia por Cieza y Hellín. "Para Renfe, la Alta Velocidad es la joya de la corona, pero el ferrocarril convencional es el verdadero vertebrador de la comunidad autónoma, aunque están dejando que muchas estaciones se pudran", ha denunciado finalmente.