scorecardresearch

Campollano y Romica piden acelerar la ampliación de suelo

Ana Martínez
-

Aunque hay parcelas disponibles en ambos polígonos, la carencia de solares con más de 10.000 metros cuadrados pone en peligro la atracción de grandes compañías

Parcelas de suelo industrial disponible en los polígonos industriales de toda la provincia.

Con el anteproyecto de la Ley del Suelo Industrial de Castilla-La Mancha sobre la mesa, la idea que provocó la pandemia por Covid de cambiar el modelo productivo de este país, a través de una reindustrialización del mismo, junto a las perspectivas de futuro que abre la creación del puerto seco y la plataforma logística junto al sector 24 y el HUB de Airbus, Albacete puede convertirse en un polo de atracción, en una ciudad tractora de nuevas industrias, no solo por estos proyectos y políticas que están en ciernes, sino por la estratégica situación geográfica de la que disfruta.

Pero, ¿está la ciudad preparada para ello? En opinión de los polígonos industriales de Campollano y Romica, ya llega tarde. 

Con una superficie de 3,4 millones de metros cuadrados, el parque empresarial más grande de Castilla-La Mancha, Campollano, apenas tiene unos 100.000 metros cuadrados disponibles en estos momentos, repartidos en diferentes parcelas, la más grande, de unos 10.000 metros cuadrados, lo que frena y dificulta la instalación de grandes centros productivos como puede ser Arcos, que ocupa unos 25.000 metros cuadrados, GIA, implantada sobre unos 80.000, o Extrual, que aproximadamente produce sobre la misma extensión de suelo industrial.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Campollano (Adeca), Santos Prieto, lleva tiempo alertando de que en Campollano ya no hay disponibilidad de suelo, hasta tal punto que «no podríamos dar respuesta si una gran compañía, por ejemplo extranjera, nos pidiera suelo para venir».

El problema de la carencia de superficie calificada en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como de uso industrial es tan evidente que, incluso, un concesionario de vehículos industriales se ha interesado por implantarse en Campollano y, de momento, le están buscando ubicación porque necesita miles de metros cuadrados para instalar campa y taller.

Según cálculos facilitados desde Adeca y a pesar de que en Campollano norte todavía quedan solares vacíos, faltaría sacar al mercado entorno a unos 400.000 metros cuadrados más de terreno industrial, ya que la necesidad de disponer de parcelas grandes ya es latente, máxime si se tiene en cuenta que desde que se aprueba la calificación de los suelos, su urbanización y se ponen a la venta pasan algunos años.

Unos 600.000 metros cuadrados disponibles se encuentran en estos momentos en el polígono industrial Romica, un parque empresarial que se está especializando en  economía circular y que lleva años defendiendo la conexión con Campollano. «Apenas quedan una o dos parcelas con más de 100.000 metros cuadrados, lo que nos limita mucho a la hora de ofertar el polígono a las grandes empresas», indica el presidente de la Asociación de Empresarios de Romica (Adepro), Pedro Sáez, que defiende con decisión y mucho convencimiento la necesidad de que el Ayuntamiento se ponga a trabajar en la ampliación de esta zona industrial: «No podemos quedarnos atrás, tenemos que anticiparnos, ya hemos perdido atracciones por no unir Campollano con Romica; si este proyecto se llevase a cabo, Albacete se convertiría en un polo industrial muy importante», añade.

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es))