scorecardresearch

El camino de Alexia

Agencias
-

La Balón de Oro 2021 apela a la fuerza de los sueños para poder lograr metas

La blaugrana, durante el encuentro entre la selección española y la escocesa un día después de recibir el premio. - Foto: Europa Press

La ganadora del Balón de Oro, Alexia Putellas, tiene claro que «soñar fue el primer paso» que le permitió convertirse en futbolista profesional y «la mejor manera de expresar» un talento, por el que le comparan con Xavi, «con el que tenía más conexión» cuando era joven de un Barcelona, del que recuerda principalmente lo inspirador que era bajo el mando de Pep Guardiola.

«Siempre he adorado a Xavi e Iniesta, también a Messi, pero el mejor, sin duda, y con el que tenía más conexión, era Xavi. Crecí con el Barça y era natural, te identificas con las ideas del club, con sus valores. Guardiola encarnaba todo lo que imaginaba sobre el fútbol y cómo se debía jugar, el Barça de Pep era un equipo que transmitía algo a la gente, que inspiraba», reflexiona la delantera en una entrevista publicada ayer por France Football y L'Equipe.

La de Mollet del Vallès desea ahora «convertir todo eso en realidad» y «estar en la línea con lo que han propuesto los equipos de Guardiola o Luis Enrique, el estilo de Xavi, Iniesta, Messi». «Tengo suerte. Es difícil describir con palabras este amor que siento por el Barça», apunta.

La internacional, que entra al campo siempre «como si fuera el último partido», confiesa que «es verdad» que la gente le compara con Xavi. «¿Por qué me iba a molestar eso?», añadió sonriente. «Fue uno de los mejores centrocampistas del mundo y de la historia, es imposible quejarse. Si hago el 50 por ciento de lo que él logró, ya será increíble», admite.

«Yo no tuve referencias en el fútbol femenino hasta tarde. Abily, Necib, Kessler... Y me encanta que las chicas jóvenes de hoy puedan tenerlos, niñas y niños por igual, porque tendemos hacia algo bueno que es que se vuelve 'normal' en la mente de las personas que somos deportistas profesionales. El camino que estamos tomando es el correcto y el futuro será excepcional. Cuando paseo por mi pueblo, juegan más niñas, eso me encanta, porque yo estaba sola», subraya la capitana culé, que añade:«Me gustaría darles a los niños un fútbol mejor que cuando empecé. Cuando termine mi carrera, quiero poder darme la vuelta y decirme que todo el mundo nos considera futbolistas, pero no como niñas o niños, porque todos jugamos al fútbol de la misma manera y no debería haber diferencias en las oportunidades que surgen».

'De pueblo'

Sobre sus inicios, Alexia recuerda que jugar al fútbol era una forma de divertirse. «Nunca hubiera creído en todo esto, ni en mis sueños más locos. Ni siquiera era una cuestión de ser profesional o no porque no podías, punto. Todos construimos nuestros propios recuerdos, en el pueblo, en el barrio, en el parque. Puedo decir que crecí, como jugadora, en medio de un pueblo, que soy una 'futbolista de pueblo'», remarca.

Para el Balón de Oro, «se nota en mi forma de jugar. Nos escabullimos, somos hábiles, nos gusta. Así era el juego en la plaza del Ayuntamiento. Es una forma de desarrollar el talento: dos árboles, dos piedras, cierras los ojos, y ¡es la final de la Champions! Soñar, en cierto modo, fue el primer paso para llegar a donde estoy hoy y también la mejor manera de expresar mi talento».