scorecardresearch

Cáritas rechaza la vulneración de derechos en el sinhogarismo

Redacción
-

La entidad lanza la campaña "Fuera de cobertura" para concienciar de la desprotección social que sufren las personas sin hogar

Concentración de trabajadores de Cáritas en el Día de las Personas Sin Hogar. - Foto: Cáritas Diocesana

Con la celebración del Día de las Personas Sin Hogar, que este año tiene lugar el día 30 de octubre, Cáritas Castilla-La Mancha ha vuelto a salir a las calles de la región durante esta semana y ha realizado diferentes actos públicos para denunciar las dificultades continuadas y permanentes que afrontan las personas sin hogar para acceder a los derechos fundamentales y que se han agravado aún más desde la pandemia.

El 'sinhogarismo' es un problema social que no solo aglutina a las personas en situación de calle. Por ello, el número de personas afectadas por esta realidad varía en función del grado de exclusión residencial que se tome en cuenta. Las personas que están en la calle y las que van de alojamiento en alojamiento son la cara más conocida de este fenómeno, sin embargo, las que viven en chabolas, caravanas, en asentamientos o en viviendas inseguras o cedidas son la parte más invisible del 'sinhogarismo'.

Según el "VIII Informe sobre Exclusión y Desarrollo Social en España", presentado a inicios de año, una de cada cinco familias en nuestro país sufre exclusión residencial, es decir, que tienen graves dificultades en relación al acceso y al mantenimiento de la vivienda. En el caso de los hogares en pobreza severa, ese porcentaje aumenta hasta el 69%.

Campaña "Fuera de Cobertura"

Con motivo del Día de las Personas sin Hogar, Cáritas ha lanzado una nueva campaña para denunciar la falta de acceso a los derechos, y en especial, la desprotección social que sufren. El empeño de la entidad es hacer visible la realidad de vulnerabilidad extrema que viven estas personas que van quedando al margen de las relaciones sociales, del espacio público normalizado, del acceso a su derecho de vivienda, empleo y protección social.

En 2022, los efectos no superados de la pandemia se suman al agravamiento de la crisis provocada por la guerra de Ucrania y que sin duda ahondará en la vulnerabilidad y la exclusión. Durante toda esta semana, Cáritas ha querido que la campaña sirva para hacer visible que muchas personas y familias sufren la vulneración de sus derechos sin que exista una apuesta rotunda por parte de la sociedad y de las políticas públicas por modificar dichas situaciones, pero también desde la esperanza y la convicción de que es imprescindible seguir trabajando para que todas las personas puedan acceder a sus derechos y sean incluidas en la vida social y comunitaria.

Más de 1.700 personas acompañadas en Castilla-La Mancha

Durante 2021, Cáritas en Castilla-La Mancha, a través de los 12 puntos de información, 8 servicios de alojamiento básico, y centros de urgencia, 5 centros residenciales, 2 pisos de autonomía y 2 servicios de estancia diurna, ha atendido a 1.712 personas con más 13.000 atenciones realizadas, para que la calidad y dignidad de las personas sea mejor.

En Albacete, Cáritas apoyó a lo largo del pasado año a 55 personas en sus puntos de Atención Inicial en Hellín, Almansa, Caudete, La Roda y Villarrobledo, y a través de Café Calor, programa de acompañamiento que a lo largo del pasado invierno acompañaba por las noches a personas en situación de calle.

A lo largo de esta semana Cáritas, en cada una de las provincias, ha llevado a cabo diferentes acciones para sensibilizar a la sociedad sobre la realidad de las personas sin hogar. En Albacete se ha realizado una acción de calle, en la puerta de Cáritas Diocesana, donde se ha dado lectura al manifiesto y se ha hecho visible la realidad de vulnerabilidad extrema que viven estas personas.

Propuestas políticas

Cáritas urge al fortalecimiento de las políticas públicas, poniendo su foco en las personas más vulnerables, que muchas veces son invisibles o ni siquiera están en el sistema, a fin de facilitar el acceso y ejercicio real del derecho a la protección social, que en muchas ocasiones no se garantiza, o es muy deficiente y limitado. Cáritas lleva tiempo trabajando para que no se discrimine a las personas más vulnerables en su derecho a contar con una vivienda digna. En sus propuestas políticas para la II Estrategia Nacional Integral para personas sin hogar 2022-30, la organización insiste en la necesidad de abordar la inexistencia de un parque público de vivienda social/de emergencia para personas y familias en situación de sin techo y sin vivienda.