scorecardresearch

El azafrán albacetense lidera la producción y calidad

I.M.
-

La Denominación de Origen Protegida tiene en esta provincia 71 hectáreas, 119 agricultores y 10 empresas envasadoras acogidas

El azafrán albacetense lidera la producción y calidad - Foto: Arturo Pérez

El azafrán precisa de mucho calor en verano y de mucho frío en invierno, de buenas lluvias en primavera y entre septiembre y octubre y de un suelo seco y plano, unas características que, por otra parte, hacen de esta región y de esta provincia lugares privilegiados para un cultivo que dicen que llegó hasta estas latitudes a través de los árabes durante el Califato de Córdoba. El 97% de la producción de azafrán en España se produce en Castilla-La Mancha y el 82% de este total, en la provincia de Albacete. 

 Inmersos en plena recolección de la rosa y de su monda y tostado, y considerado el manchego, por sus características como el mejor azafrán del mundo, en este año, la superficie de cultivo de azafrán declarada en la PAC en esta comunidad se eleva a unas 146, 90 hectáreas, de las cuales 84,16 son albacetenses, 34,35 son conquenses, 21,22 son toledanas y 6,92 están en Ciudad Real, según información facilitada por el delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Ramón Sáez.

Pero, además, el azafrán de La Mancha tiene desde el 2001 Denominación de Origen Protegida, la única, por otra parte, que existe en el conjunto del país, la cual, el pasado año tenía 71 hectáreas acogidas en la provincia de Albacete, 5,89 en la de Ciudad Real, 25,20 en la de Cuenca y 30,44 en la de Toledo, lo que hace un total de 132,66 hectáreas en la región, frente a las 69,67 del 2013 o las 114, 66 del 2017. «Por lo que se ve, estamos ante un cultivo en auge pero que, no obstante, se planta en superficies pequeñas», aclara el delegado provincial de Agricultura. Dentro de esta DOP están, entre otros, Villafranca de los Caballeros por Toledo, Motilla del Palancar por Cuenca, Consuegra por Ciudad Real y por Albacete, Lezuza, la propia capital albacetense con sus pedanías, Tobarra, Munera y Minaya. No obstante, de toda la provincia albacetense, los dos municipios que dedican las mayores superficies a este cultivo con 10 hectáreas respectivamente, son Lezuza y la pedanía de la capital, Santa Ana.

 A nivel de región, la producción del pasado años fue de 606 kilos de azafrán certificados con Denominación de Origen, y los agricultores inscritos a esta DOP en la actualidad son 268 en la comunidad manchega, de los que 119 son productores albacetenses, disponiendo igualmente Albacete de 10 empresas envasadoras acogidas a esta Denominación de Origen Protegida. Como se ha mencionado uno de los lugares en donde más azafrán se cultiva en la provincia albacetense es la pedanía de la capital de Santa Ana, la cual, sin embargo, hay que decir que, por el coronavirus y las medidas de seguridad adoptadas, este año no celebrará ni su concurso infantil en el colegio de la pedanía, ni su ya tradicional Festival de la Rosa del Azafrán, al menos, como venía haciéndolo

(Más información en edición impresa)