scorecardresearch

Pozohondo pone a punto su molino de viento

Redacción
-

La vicepresidenta de la Diputación, Amparo Torres, y la alcaldesa, Amparo Núñez, inspeccionaron varias de las mejoras acometidas en el municipio con el apoyo de la institución provincial

María González, Amparo Torres y Amparo Núñez. - Foto: Diputación de Albacete.

La vicepresidenta responsable del área de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Reto Demográfico en la Diputación de Albacete, Amparo Torres, ha visitado Pozohondo para comprobar, junto a la alcaldesa de la localidad, Amparo Núñez, y a la teniente de Alcaldía, María González, algunas de las mejoras acometidas en el municipio con el apoyo de la institución provincial en el seno de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrada (EDUSI) del Área Funcional de Hellín que, además de a la localidad hellinera, engloba a Tobarra, Liétor, Albatana, Pozohondo, Férez y Socovos.

Torres también ha visitado el Molino de Viento de Pozohondo, uno de los más singulares de toda Castilla-La Mancha y que, gracias también a la Diputación, ha visto mejoradas algunas carencias que esta infraestructura tan especial venía arrastrando en los cerramientos, las puertas y el acceso.

Ubicado en terrenos urbanos-públicos cercanos al Monte Picayo, se trata de "una de las grandes señas de identidad de Pozohondo, y de toda la provincia", subrayando la vicepresidenta lo especial que es para la Diputación "contribuir a 'poner a punto' el patrimonio, tanto para su conservación como para mejorar su disfrute por parte de la ciudadanía".

Las obras aquí acometidas, con una inversión de algo más de 12.000 €, han permitido la sustitución de las ventanas, la reparación del enrejado de las aspas y la instalación de una nueva cuerda en la escalera, además de haberse enfoscado y pintado tanto el exterior como el interior del Molino y haberse mejorado su mobiliario y equipamiento.

Esta mítica infraestructura alberga un depósito de agua para abastecer el riego en el parque cercano, dando servicio al sistema de riego por goteo de sus diversas plantaciones. Dicho depósito se aloja en la zona central de la planta baja del Molino. En a planta alta se configura una sala diáfana de recepción destinada a la recepción de visitantes y donde se disfruta de la propia distribución de los 12 ventanillos, repartidos geométricamente en la fachada circular, para el control de los tipos de viento: solano ('el mejor para la molienda'), ábrego, cierzo, etc., constituyendo "una auténtica joya que habla de nuestra historia" en plena Sierra de Alcaraz.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)