scorecardresearch

Acuerdo para instalar cajeros en 33 pueblos de Guadalajara

E. P.
-

La Diputación y CaixaBank han firmado este convenio para "corregir la brecha financiera que sufren las zonas rurales"

Acuerdo para instalar cajeros en 33 pueblos de Guadalajara

El presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega, y el director territorial de CaixaBank en Castilla-La Mancha, Jaime Campos, han suscrito el contrato para iniciar la instalación de cajeros automáticos que prestarán servicios bancarios en 33 pueblos de la provincia. En el acto de firma, celebrado en la Diputación, también han estado presentes el director de Instituciones de CaixaBank en Castilla-La Mancha, José Luis Campo Ruano, y el diputado delegado de Obras y Servicios, Ramiro Magro.

Tras el procedimiento de licitación puesto en marcha por la Diputación provincial el pasado mes de febrero, la entidad adjudicataria ha sido CaixaBank con una oferta de prestación de los servicios establecidos en las bases del concurso por importe total de 2.669.966,25 euros durante los 48 meses de vigencia del contrato.

Dicha cantidad se desglosa en los 178.334,25 euros de inversión para la instalación y puesta en marcha de los cajeros y 2.491.632 euros para el mantenimiento de los 33 cajeros automáticos durante los cuatro años de vigencia del contrato, con un coste mensual de 1.573 euros por cada cajero, según ha informado al Diputación en nota de prensa.

José Luis Vega ha recordado que la Diputación puso en marcha el procedimiento para dotar de cajeros automáticos a pueblos de la provincia que carecen de servicios bancarios "con la intención de corregir la brecha financiera que sufren las zonas rurales, facilitar gestiones a sus vecinos y vecinas y, con ello, ayudar a dinamizar económica y socialmente las comarcas rurales".

Por su parte, Jaime Campos ha destacado "el compromiso de la entidad con la Diputación de Guadalajara, los municipios y sus vecinos para evitar la exclusión financiera" y ha indicado que "CaixaBank entiende la inclusión financiera como una banca próxima y accesible, manteniendo inalterable el compromiso del banco de estar cerca de los clientes".

El contrato firmado entre Diputación y CaixaBank establece las obligaciones de ambas partes con estricta sujeción a los pliegos que rigieron las bases de licitación, con un plazo máximo de 90 días para que los 33 cajeros automáticos estén instalados y entren en funcionamiento.